Ecuador y China inician consultas sobre intereses marítimos y pesqueros

1196
EFE

China aceptó el pedido del Gobierno de Ecuador de iniciar, a partir de este miércoles, consultas bilaterales urgentes en torno a la presencia de la flota pesquera de bandera del país asiático que se encuentra en las proximidades de la zona económica exclusiva de las islas ecuatorianas de Galápagos.

La apertura china se produjo tras las conversaciones del canciller, Luis Gallegos, con autoridades chinas en Quito y en Pekín, que dieron lugar a un primer encuentro de las autoridades del Buró de Pesca del Ministerio de Agricultura de China con el embajador del Ecuador en Beijing, Carlos Larrea.

En la reunión se produjo un intercambio de información sobre las acciones urgentes que Ecuador requiere por parte de China, en el marco de la «Asociación Estratégica Integral», acuerdo bilateral suscrito en 2016 entre los dos países con la finalidad de profundizar sus relaciones.

A partir de hoy, las delegaciones acreditadas por ambos países iniciarán conversaciones bilaterales con este propósito, a través de reuniones virtuales, con el fin de negociar sobre varios temas, indicó la Cancillería en un comunicado.

El Gobierno chino ha asegurado a Quito que comprende y respeta las preocupaciones ecuatorianas oportunamente trasladadas por la vía diplomática ante la presencia de casi 300 embarcaciones cerca de Galápagos.

Por tal razón -indicó- ha anunciado que, desde este año, sus barcos pesqueros entrarán en una «moratoria de pesca» durante los meses de septiembre y noviembre, en alta mar al oeste de la zona de protección de las islas Galápagos.

China manifestó su predisposición a que las autoridades de Ecuador supervisen los barcos pesqueros chinos que se encuentran en alta mar, así como a establecer canales de comunicación para que se reporte a su Gobierno cualquier indicio de pesca ilegal por parte de su flota.

«China garantiza ‘tolerancia cero’ con todas sus embarcaciones que incurran en pesca ilegal y con las empresas a las cuales pertenezcan», se señala en la nota oficial.

Con esta tangible reacción a la gestión diplomática ecuatoriana, el Gobierno chino ha reiterado su disposición a iniciar la búsqueda conjunta de soluciones mediante el diálogo binacional y en el marco multilateral, según la Cancillería.

Esto debido a que ambos países forman parte de importantes iniciativas internacionales sobre gobernanza de los recursos pesqueros, como la Organización Regional de Ordenación Pesquera del Pacífico Sur (OROP-PS)

POSTURA REGIONAL

El pasado 25 de julio, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, informó de que solicitó acercamientos con algunas naciones del Pacífico para buscar una postura regional frente a la amenaza de las flotas pesqueras internacionales.

Comentó que la Zona Económica Exclusiva alrededor de la Reserva Marina de Galápagos «no solo es una de las áreas más ricas de pesca sino que es un semillero de vida, no sólo para Ecuador sino para el planeta entero, para la biodiversidad y la seguridad alimentaria».

«Es precisamente por esa riqueza que en esta zona sufrimos una presión inmensa de flotas pesqueras internacionales«, señaló en momentos en que la presencia de decenas de barcos extranjeros en aguas internacionales cerca de Galápagos ha desatado la preocupación local e internacional.

Días antes del anuncio de Moreno, el ministro ecuatoriano de Defensa, Oswaldo Jarrín, había advertido de que incautarán los buques foráneos que ingresen ilegalmente en el territorio del país.

«En ningún momento se ha violentado, se ha incursionado, se ha penetrado o ha entrado un buque de la flota pesquera internacional en la zona económica exclusiva» de Ecuador, aseguró Jarrín.

Y advirtió de que si algún barco ingresa «será incautado», como ocurrió en 2017.

En agosto de ese año, Ecuador detectó una gran flota de pesca ilegal cerca de la Reserva Marina de Galápagos, compuesta por 297 buques, uno de ellos el Fu Yuan Yu Leng 999 fue incautado.

Situado a unos mil kilómetros de las costas continentales ecuatorianas, Galápagos está formado por 13 islas grandes, 6 menores y 42 islotes, y por su biodiversidad es considerado un laboratorio natural que permitió al científico inglés Charles Darwin desarrollar su teoría sobre la evolución y selección natural de las especies. EFE