Consulta viable y pertinente

Carlos Castro Riera

441

OPINIÓN|

El 22 de julio del 2020 el Cabildo Popular por el Agua de Cuenca, presentó al Alcalde y por su intermedio al Concejo Cantonal de Cuenca, una solicitud de consulta popular sobre la explotación minera metálica a gran escala en la zona de recarga hídrica de los ríos Tarqui y Yanuncay según la delimitación realizada ETAPA EP, para lo cual adjuntó el proyecto de consulta con las preguntas respectivas.

De conformidad con la Constitución de la República el Concejo Cantonal debe resolver con las tres cuartas partes de sus integrantes este tema de interés para la jurisdicción y requerir a la Corte Constitucional el dictamen de constitucionalidad de las preguntas propuestas.

El Alcalde Cuenca antes de poner en conocimiento la solicitud al Concejo Cantonal ha emitido una respuesta individual y se ha pronunciado públicamente que presentará una consulta popular integral que prohíba las actividades mineras en fuentes de agua, limitar el avance de la frontera agrícola, parar los asentamientos humanos en zonas de alto riesgo y frenar el crecimiento de la mancha urbana, por lo que ha señalado que su posición es más radical.

Se recordará que con estos mismos argumentos el delegado del Alcalde de Cuenca ante el Consejo Provincial del Azuay votó en contra de la Consulta Popular que propuso el Prefecto Provincial en julio de 2019.

No se trata de ser más o menos radicales o integrales, sino de presentar un proyecto de consulta viable y pertinente jurídicamente, para lo que hay que tener presente los pronunciamientos emitidos por la Corte Constitucional a propósito de las consultas populares solicitadas por habitantes de las parroquias de Lita, Carolina, Jijón y Caamaño, y Goaltal, y las dos formuladas por el Prefecto del Azuay.

Tramitar una consulta popular con los mismos vicios de forma y contenido señalados por la Corte Constitucional o sobre aspectos que no requieren consulta popular por ser de competencia propia del GAD Municipal de Cuenca, como es el control y uso del suelo para actividades agrícolas y asentamientos urbanos, conduciría a un resultado negativo que es el que esperarían las empresas mineras. Para todo efecto esperemos que se convoque urgentemente al Concejo Cantonal para que resuelva la solicitud del Cabildo por el Agua. (O)