China aplicará una moratoria pesquera de tres meses frente a Galápagos

2527
Vista de un barco chino detenido y resguardado en la isla San Cristóbal, en San Cristóbal, Islas Galápagos (Ecuador) en 2017. EFE/José Jácome

China comenzará el próximo 1 de septiembre una moratoria de pesca de tres meses en las aguas internacionales frente a las costas de las ecuatorianas islas Galápagos, que se sumará a la iniciada el mes pasado frente al litoral argentino, confirmó hoy a Efe el embajador de Ecuador en Pekín, Carlos Larrea.

Larrea indicó a Efe que el primero de julio el Gobierno chino informó a las embajadas de que su flota en el Pacífico oriental iba a «autorregularse» entre los meses de septiembre y noviembre, ambos incluidos, y cesar temporalmente la pesca de calamar gigante para facilitar la reproducción de la especie.

«UNA PUERTA QUE SE ABRE PARA NEGOCIAR UN COMPROMISO MAYOR»

«Estamos muy satisfechos con este avance, es una puerta que se abre para negociar un mayor compromiso con China y sentarnos con ellos y no contra ellos», afirmó el embajador ecuatoriano y explicó que mañana, jueves, delegaciones técnicas de ambos países comenzarán virtualmente una negociación bilateral para intentar que esa moratoria se prolongue y se convierta en permanente.


EN CONTEXTO: ¿Cuál es la estrategia del Gobierno ecuatoriano para defender Galápagos?


Los pesqueros chinos faenan fuera de la zona económica exclusiva de 200 millas en torno a la reserva natural de las Islas Galápagos pero las especies migratorias tienen una amplia movilidad fuera de la zona «por lo que hay que llegar a acuerdos bilaterales», subrayó Larrea.

«Nos interesa que se alejen de la zona y que dejen de pescar definitivamente y punto», añadió y defendió que se establezca una veda en torno a las islas sobre el calamar gigante para no hacer peligrar la especie.

La flota china protagoniza cerca del 70 por ciento de la captura mundial del calamar gigante.

La moratoria se aplicará a la zona comprendida entre los 5 grados de latitud norte y los 5 de latitud sur y entre los 110 y los 95 grados de longitud oeste, según la publicación China Newsweek.

MORATORIA FRENTE A LAS COSTAS ARGENTINAS HASTA OCTUBRE

El pasado 3 de julio el Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales de China anunció en un comunicado una primera «moratoria voluntaria que tiene como objetivo la conservación de los recursos pesqueros en mar abierto y sujeta a ninguna organización internacional» frente a las costas argentinas.



Este parón, entre los meses de julio y septiembre, ambos inclusive, se limita al cuadrante de aguas internacionales entre 32 y 44 grados de latitud sur y 48 y 60 grados de longitud oeste, aunque el departamento adelantó otra moratoria «en mar abierto en el océano Pacífico oriental a partir del 1 de septiembre».

«Durante la moratoria, todos los pesqueros chinos en la zona, incluidos los arrastreros y barcos de pesca de calamar, deben suspender sus actividades«, agregó el ministerio, que se comprometió a «reforzar la supervisión de los pesqueros durante este período».

El texto oficial también señaló que el ministerio establecería «un sistema de recopilación de datos sobre el calamar en mar abierto» que «servirá para supervisar los efectos de la moratoria y, con la información recogida, el ministerio podría evaluar y ajustar la moratoria».

China Newsweek precisó que las zonas cubiertas por las moratorias son «los caladeros de calamar más importantes» para China, cuyas capturas de este animal se consumen íntegramente en el mercado nacional.

Los alrededor de 200 barcos que faenaban en la zona aledaña a Argentina se dedicaban a capturar calamar argentino, el más cotizado en el mercado chino, mientras que el Pacífico oriental es la zona del calamar rojo americano.

CHINA CUENTA CON MAS DE 600 BARCOS PARA PESCAR CALAMAR

Según la Academia China del Océano, el país asiático cuenta con una flota de más de 600 barcos de pesca de calamar, que capturaron más de 520.000 toneladas de ese animal en 2018.

El pasado domingo, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, emitió un comunicado en el que mostró su apoyo «a los esfuerzos de Ecuador para garantizar que las embarcaciones con bandera de la República Popular China no participen en pesca ilegal, no declarada y no reglamentada«.

Por su parte, el ministro ecuatoriano de Defensa, Oswaldo Jarrín, señaló el 26 de julio la existencia de una flota pesquera extranjera en aguas internacionales cerca de Galápagos y advirtió de que se incautarían los buques foráneos que ingresaran ilegalmente en Ecuador.EFE