Dos jóvenes mueren en accidentes de motocicleta ocurridos en menos de 3 días

Los dos trágicos percances sucedieron en la ruta Cuenca-Azogues, conocida como “vía rápida”.

1831
Personal de Tránsito cumplió con el levantamiento del cuerpo e inició con las investigaciones del percance, en la Circunvalación Sur, en Cuenca.

Carlos Eduardo Troya Mora, de 23 años, falleció el último sábado, alrededor de las 20:30, a causa de un accidente de tránsito que se produjo en la Circunvalación Sur y avenida Felipe II, sector Bellavista, en Cuenca.

El joven conducía una motocicleta y tras perder pista se estrelló contra las barandas metálicas del parterre de la denominada “vía rápida”. El impacto fue violento, de tal forma que el motociclista perdió la vida instantáneamente.

Personal de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) cumplió con el levantamiento; el cuerpo fue trasladado al Centro Forense. El trágico percance sucedió tres días después de un accidente similar donde otro joven motociclista también perdió la vida.


LEA TAMBIÉN: Cárcel y multas para frenar contagios en Cuenca


El pasado miércoles 29 de julio, alrededor de las 07:20, Cristian Alberto Rosero Suárez, de 22 años, falleció a causa de un accidente de tránsito, en la vía Cuenca-Azogues, sector del Hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Rosero conducía una motocicleta y se produjo el impacto con un vehículo desconocido, mientras circunvalaba el redondel del IESS. Por la fuerza del choque y la violenta caída, el joven motociclista perdió la vida de forma instantánea. El cuerpo quedó sobre el parterre de la denominada vía rápida.

El chofer del vehículo implicado -en el trágico percance- optó por acelerar y retirarse del lugar. Sin embargo, en la escena del accidente quedó un guardachoque con la placa, que presuntamente sería del automotor involucrado.

Según personal de Tránsito, un análisis ha determinado que entre las principales causas de percances en las vías es la desatención a la conducción, una de las conductas es el uso del teléfono celular al manejar, lo que reduce la posibilidad de ejecutar maniobras evasivas.

Otra causa es el irrespeto a las normas y señales de tránsito: consumo de licor, exceso de velocidad, zigzagueo entre hileras de vehículos; falta de observación al disco Pare y de irrespeto a los semáforos. (I)