Fauci espera que China y Rusia prueben sus vacunas antes de administrarlas

627
Foto Agencia SINC

El principal epidemiólogo de EE.UU., Anthony Fauci, dijo este viernes que espera que China y Rusia «estén realmente probando» las vacunas contra la COVID-19 que desarrollan «antes de administrarla a alguien», en momentos en que se han conocido ensayos de posibles de vacunas contra la enfermedad.

«No creo que haya vacunas tan adelantadas que tengamos que depender de otros países para obtenerlas», aseguró Fauci durante una comparecencia ante un subcomité de la Cámara de Representantes.

El funcionario se pronunció después de que las autoridades rusas señalaran que aprobarán la vacuna contra la COVID-19 creada por el Instituto moscovita Gamaleya el 10 de agosto o incluso antes, adelantándose a EE.UU. como sucedió con el Sputnik.

Kirill Dmitriev, director del fondo de riqueza soberana de Rusia, dijo el miércoles a CNN que la vacuna, que todavía está en fase dos, se aprobará para uso público, pero los trabajadores de atención médica de primera línea la recibirán primero.

«Es un momento como el del Sputnik», dijo refiriéndose al lanzamiento en 1957 del primer satélite del mundo por parte de la Unión Soviética.

En su intervención al comienzo de la audiencia, Fauci señaló que espera que para finales de otoño y principios de invierno se tenga una vacuna «segura y efectiva».

«Nunca se puede garantizar la seguridad o la eficacia a menos que se haga el ensayo, pero somos cautelosamente optimistas», aseguró Fauci.

Y al ser consultado nuevamente, puntualizó: «Por todo lo que hemos visto ahora en los datos de animales, así como en los primeros datos de humanos, nos sentimos cautelosamente optimistas de que tendremos una vacuna a finales de este año y a medida que avanzamos hacia el 2021».

Este viernes, las compañías farmacéuticas francesa Sanofi y británica GSK anunciaron un acuerdo por el que el Gobierno estadounidense financiará con 2.100 millones de dólares el desarrollo de una candidata a vacuna contra la COVID-19.

De momento, tres vacunas participan en la fase tres: la que desarrolla la compañía estadounidense Moderna, otra que es una colaboración de la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford, y la que ha producido Cansino Biologics de China y que está siendo probada en Brasil, el segundo país del mundo con más casos de COVID-19.

La jefa del área científica de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, ha indicado que esa fase decisiva «lleva tiempo» y no descartó que pueda requerir hasta seis meses. EFE