Devolverá USD 64 millones por cobros excesivos de luz

1129

Ministro de Energía criticó a las empresas eléctrica que suspendieron la lectura de los medidores de luz.


Argumentando las restricciones a la movilidad, producto de la pandemia por la Vovid-19, las empresas eléctricas del país decidieron realizar cobros con base a cálculos que, para la mayoría de los usuarios, no se ajustaron a la realidad.
Ahora estos excedentes deberán ser devueltos, según lo determinó el presidente Lenín Moreno.

René Ortiz, ministro de Energía, dijo que la paralización de la lectura de los medidores no debió darse, pues la ley prohíbe que los sectores estratégicos dejen de operar y señaló que el Gobierno destinará USD 64 millones para restituir este dinero cobrado en exceso desde  marzo.

El mecanismo que se aplicará para la devolución consiste en establecer cifras similares a las que cada cliente canceló los meses del 2019, desde marzo hasta agosto. Por ejemplo, la tarifa de marzo del año pasado será similar a la que se pague el mismo mes en el 2020, si la cifra supera el monto cancelado, en caso de que el cliente haya pagado, el saldo será devuelto en la factura de septiembre, cuando las personas conocerán, con detalle, cuánto les van a devolver a través de transferencias bancarias o notas de crédito.

La medida beneficiará a 4 millones de usuarios que hayan consumido máximo 500 kilovatios por hora, es decir, en la sierra, las personas que tengan un consumo neto aproximado de hasta USD 50, sin incluir cobros por comercialización, alumbrado público, tasa de recolección de basura y de bomberos. Para quienes usen más de 500 kilovatios por hora se establecerá una tarifa única de 10,50 centavos.

Las personas que este tiempo no hayan cancelado las facturas (al menos el 50 % no lo hicieron), se les diferirá la deuda para 36 meses, sin intereses y recargos, la reliquidación será un proceso inmediato que se aplicará desde septiembre, sin necesidad de realizar ningún trámite.

Ortiz criticó fuertemente la paralización de la lectura de medidores. “No se detuvieron los sectores de minería, de petróleo, todos los sectores estratégicos, como manda la ley, pero en el sector eléctrico se tomaron la libertad, sin sentido, de no ir a medir, lo que hicieron, cómodamente, es tomar el promedio, fue absurdo, fuera de sentido, aparecieron facturas con consumos exagerados, inflados, había personas que ni consumieron y debían pagar. Los contratistas y subcontratistas no cumplieron su trabajo”, afirmó Ortiz.(ASM)-(I).