El Gobierno recaudará 230 millones por pago anticipado de grandes contribuyentes

735
Inmediaciones del SRI en Cuenca. Archivo / El Mercurio

Ecuador recaudará 230 millones de dólares por el pago anticipado de grandes empresas contribuyentes, que destinará a los campos de la salud, alimentación y protección de los más vulnerables, anunció este miércoles el presidente del país, Lenín Moreno.

A través de un video institucional, el mandatario recalcó que en virtud de un decreto presidencial rubricado este lunes, se dispuso el retorno del pago anticipado de la renta a esos contribuyentes y recalcó que no se trata «de un nuevo impuesto».

Moreno matizó que es «un pago anticipado a los tributos ya establecidos, bajo el principio de que quienes tienen más ingresos colaboren en mayor medida y sean solidarios con los que menos tienen», antes de subrayar: «Nuestra obligación es velar por los más vulnerables» ante la pandemia.

Al justificar la decisión frente a eventuales críticos, el presidente recordó que al iniciar su mandato hace más de tres años, su Gobierno eliminó el pago del anticipo del impuesto a la renta, medida que entonces se consideró que limitaba los recursos que las empresas podían destinar a sus inversiones y que calificó de «necesaria y justa».

Sin embargo, el escenario económico actual agudizado por la emergencia sanitaria obliga, según manifestó, a «arrimar el hombro a todos».

El decreto ejecutivo involucra a 1.188 grandes empresas, de un universo de casi 6 millones de contribuyentes con obligaciones tributarias en Ecuador, y se aplicará a aquellas que durante 2019 generaron ventas superiores a 5 millones de dólares, que no han tenido pérdidas en el primer semestre de 2020 y lograron continuar con sus actividades económicas.

Están excluidas de esta obligación, las micro, pequeñas y medianas empresas, aquellas que este año estén exentas del pago del impuesto a la renta, las que tengan domicilio tributario en Galápagos, operadoras de líneas aéreas y turismo, además del sector agrícola y acuícola.

Tampoco aplicará la medida para los exportadores habituales de bienes o aquellos que la mitad de sus ingresos correspondan a la actividad de exportación, precisó Moreno en su alocución.

«Los 280 millones de dólares (que se recauden) por esta medida se destinarán a alimentación, a salud y a protección social, porque los más vulnerables son siempre nuestra prioridad», concluyó su mensaje. EFE