Afectaciones en páramo de Nabón

Prefectura asegura daños en más de 77 mil metros cuadrados

700
El informe de inspección del Gobierno Provincial del Azuay cita la apertura de una vía en la zona del páramo, sector Illimuco, del cantón Nabón que afecta las fuentes hídricas. Cortesía

El Gobierno Provincial del Azuay junto a autoridades y colectivos denunciaron ayer de afecciones en la zona del páramo, sector Ilimuco, que pondrían en riesgo a las vertientes hídricas, principalmente de la comunidades de la parroquia Cochapata del cantón Nabón.

Mediante un informe de inspección aseguraron el deterioro y destrucción ambiental en más de 77 mil metros cuadrados de superficie que forma parte del bosque y vegetación protectora de la “Subcuenca alta del río León y Microcuenca de los ríos San Felipe de Oña y Shincata”.

De acuerdo con, Marcelo Quizhpe, director de Gestión Ambiental del Gobierno Provincial, frente a la denuncia de los moradores de Cochapata “no podíamos ser indolentes con la situación que atraviesa el cerro Illimuco”. Citó que mientras todos estaban en cuarentena y encerrados cuidando su salud, “la agresión a la madre naturaleza se daba de manera inmisericorde”.

Enumeró la apertura de 2,64 kilómetros de vía, sin contar con el estudio de impacto ambiental, ni con el permiso de las comunidades “que coincide extrañamente con el corazón de una concesión minera”; además la construcción de 2,55 kilómetros de una red de conducción para llevar agua desde un canal de riego hacia un reservorio construido de manera antitécnica en una zona de altísima biodiversidad y gran sensibilidad ambiental.

Adicionalmente, con el movimiento de tierras se ha retirado la cobertura vegetal en 5.600 metros cuadrados que interrumpe un camino de herradura que hace muchos años conectaba a los pobladores de Nabón con las zonas del Oriente Ecuatoriano.

Ministerio

Ante esto, Karla Beltrán, coordinadora zonal del Ministerio del Ambiente y Agua (MAE), aseguró que dicha cartera de Estado ya efectuó una inspección con fecha 23 de junio del presente año, y cuenta con un informe técnico de lo que pasa en la zona. Detalló que se sigue el órgano regular para tomar las acciones legales correspondientes para saber si es un delito o una infracción ambiental “la cual determine si se va a un proceso en el que el MAE sancione o va a la Función Judicial”.

“Nuestro informe lo haremos llegar via formal al prefecto del Azuay, Yaku Pérez, para que se conozca que este proceso ya fue inspeccionado”,  señaló Beltrán. (BPR)-(I)

DETALLE

El prefecto Yaku Pérez anunció que el informe de inspección se entregará al MAE, Fiscalía General del Estado, Municipio de Nabón incluso a la Defensoría del Pueblo para que realicen las investigaciones pertinentes en el marco de sus competencias.