Azuay con aroma y sabor a miel

Según el MAG, en los últimos seis años ascendió el número de apicultores en la provincia.

1196
Los apicultores luego de un complejo proceso llevan la miel para procesarla. Alrededor de 200 personas se dedican a esta actividad en Azuay. BPR

Un trabajo delicado y de mucho tino. Así es la apicultura. En la provincia del Azuay alrededor de 200 personas se dedican a esta actividad para obtener la miel de las colmenas celosamente protegidas por batallones de abejas.

Desde junio hasta septiembre se genera la mayor producción de miel en la provincia, según apicultores de diferentes cantones que reciben asistencia técnica del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Esto, relacionado al florecimiento de las plantas melíferas desde donde las abejas obtienen el néctar y polen para elaborar la miel, que posteriormente, sirve a las familias como una fuente de ingresos económicos.

Organizaciones


La Organización de Pequeños Productores Apícolas “Santa Isabel” está integrada por 38 personas de diferentes sectores del cantón, incluyendo las parroquias rurales de Cañaribamba y Shagli.

María Marquina es integrante de dicha organización y apicultora por más de diez años. Con la venta de la miel mantiene a su familia en medio de la emergencia sanitaria del COVID-19.

La última cosecha la hizo hace dos meses, obtuvo 88 libras de miel de sus colmenas ubicadas en el sector Puente Loma. Una nueva cosecha la realizará la próxima semana, pero de sus colmenas en Cañaribamba.

Marquina aseguró que cuando una colmena es buena se recoge un promedio entre 36 y 38 libras de miel. En su caso comercializa a seis dólares la tarrina, principalmente en Cuenca.

En Guachapala opera la Asociación de Pequeños Productores Agropecuarios “Agllán”, de la comunidad Andacocha, que se dedica a diferentes áreas, una de estas, la apicultura.

Luis Orellana, miembro de la asociación lleva cinco años y, según dice, la emergencia no afectó la venta de la miel por la alta demanda que existe, “incluso nos falta miel para cumplir con los pedidos”.

Orellana resaltó que julio es un mes clave para recolectar el producto, es así como en los próximos días efectuará una segunda cosecha. Él posee 28 colmenas que juntas aglomeran a más de un millón de abejas.

Aprendizaje


Los esposos Miguel González y Alexandra Ugalde están iniciando en la apicultura, aprovechando de las condiciones climáticas y el entorno del Bosque Protector “Totorillas”, de la parroquia Tarqui, sur de Cuenca.

En su primera cosecha de miel, efectuada ayer, obtuvieron de forma artesanal alrededor de 15 libras que corresponde a una colmena, quedando pendientes dos colmenas que aún están en proceso de maduración.

“Me siento emocionado por realizar esta actividad que inicialmente es una forma de ayudar al ambiente, y por el gusto a la miel”, comentó González. La experiencia, agregó, le motiva a adquirir diez panales más para incrementar la producción, con la posibilidad de fomentar un negocio o asociarse con otros apicultores que ya tienen trayectoria. (BPR)-(I)

De 30 a 200 apicultores en 6 años

Según, John Atiencia, director distrital del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) en Azuay, en los últimos seis años incrementaron los apicultores en la provincia.

Manifestó que en un inicio existían cerca de 30 personas interesadas en la actividad, de las cuales, muy pocas conocían los procesos idóneos para obtener la miel. Actualmente son 200.

En la actualidad una gran parte de los apicultores están distribuidos en cantones como: Santa Isabel, Gualaceo, Paute, Sígsig, Cuenca, entre otros.

Atiencia aseguró que el Ministerio -como parte de la asistencia técnica- organiza talleres donde se les explica la importancia de la siembra de plantas melíferas como: eucalipto, pumamaqui, la cota, flor del nabo, entre otras para que las abejas obtengan los elementos necesarios para una eficiente producción de miel. (I)