San Fernando, golpeado en sus “motores productivos”

Hay crisis en sector lechero y pérdidas elevadas en el área turística por efectos de pandemia.

1110
Las actividades turísticas en San Fernando registran pérdidas económicas, principalmente por el cierre de la laguna de Busa como una medida preventiva ante el COVID-19. BPR

Las actividades ganaderas y turísticas en el cantón San Fernando están “gravemente golpeadas”, como resultado de los más de cuatro meses de la emergencia sanitaria del COVID-19. El Municipio y productores apuestan a protocolos y controles para mejorar la situación.

Alrededor de 50 mil litros de leche producen diariamente los ganaderos del cantón, de los cuales, gran parte se entregan a las empresas lácteas.

De acuerdo con, Claudio Loja, alcalde de San Fernando, los inconvenientes en la producción lechera en el cantón se presentan desde hace un mes y medio, aproximadamente.

Explicó que la leche de otros sectores de la provincia estaría ingresando a las empresas lácteas del cantón a costos por debajo de los 30 centavos por litro, que ni siquiera llega al precio oficial de los 42 centavos por litro. Esto, “supuestamente” porque los propietarios de las fábricas aseguran que la producción local no les abastece.

Hernán Gavilánez, presidente de la Pre-asociación de Productos Lácteos del Sur -que reúne a cerca de 400 ganaderos de San Fernando y parte de Girón-, acotó que sienten los impactos de la pandemia del COVID-19, pues “la mayoría de las empresas lácteas, nos dicen que no nos pueden pagar más de los 30 centavos por litro de leche”.

Gavilánez aseguró que en los últimos días el precio está fluctuando de acuerdo al interés de los compradores. Aseguró que existen empresas que optan por adquirir la leche de otros sectores incluso de la provincia del Cañar que están dejando en 20 y 25 centavos el litro.

Con este panorama, el alcalde Loja expresó que -pese a no ser competencia municipal- se prevé controles para evitar que ingrese la leche de otros sectores, además que se cancele el precio oficial por litro. Recalcó que no están en contra de fabricantes, ni ganaderos “somos neutrales”.

Busa


En San Fernando el turismo se centra principalmente en la laguna de Busa (administra el Municipio) -que desde que inició la crisis sanitaria- se prohíbe el ingreso a los visitantes por cuestiones de prevención.

Según, el alcalde Claudio Loja, en los más de cuatro meses que se suspendieron las actividades turísticas en la laguna de Busa se registran pérdidas económicas de hasta 15 mil dólares, considerando que anualmente se perciben 40 mil dólares.

Aseguró que esperan por los nuevos resultados de las pruebas de COVID-19 practicadas a los tres casos existentes en el cantón, y en caso de dar negativas, se presentará al Comité de Operaciones y Emergencias (COE) Cantonal una propuesta de un protocolo de bioseguridad para reactivar el turismo en Busa.

Explicó que inicialmente se reactivaría el turismo a nivel cantonal; es decir, solo las personas de San Fernando podrán ingresar al lugar. Manifestó que en lo posterior -dependiendo de cómo avanza la emergencia en el resto de los cantones- se podría reactivar a nivel provincial, regional incluso nacional. (BPR)-(I)