Toque de queda de 21:00 a 05:00 en Azuay y 13 provincias más

3811
Vista de la calle Benigno Malo, en Cuenca. Foto Agustín Reinoso - El Mercurio

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) anunció este miércoles la ampliación desde el jueves de ciertas restricciones a la movilidad en la mayoría de provincias del país, debido al incremento del número de contagios de COVID-19.

Una de las nuevas restricciones es la ampliación del toque de queda de 21:00 a 05:00 en el Azuay y otras 13 provincias del país.

Además de Azuay y Pichincha, las provincias de la sierra donde se aplicará este cambio son Cañar, Carchi, Tungurahua, Chimborazo, Imbabura, Cotopaxi, Bolívar y Loja.

En la costa en Esmeraldas y Santo Domingo de los Tsáchilas, y en la Amazonía en Morona Santiago y Zamora Chinchipe.



Así lo anunció la ministra de Gobierno (Interior), María Paula Romo, que preside el COE y que ratificó también la prohibición de reuniones con más de 25 personas.

La ministra recordó que en Quito, la ciudad que más casos de contagio de coronavirus registra en estos días y que desde el pasado 4 de junio pasó del rojo al amarillo en el sistema de «semáforo epidemiológico», con ciertas medidas de alivio a la cuarentena, estaban prohibidas las reuniones de más de 25 personas.

Esa medida continúa en vigor, pero de lo que se trata es de «cumplir las normas», ante la cantidad de «fiestas clandestinas» que han detectado las autoridades, enfatizó Romo.

Además, indicó que el horario de toque de queda que rige en Quito, de las nueve de la noche a las cinco de la mañana, también se aplicará a las otras jurisdicciones, que empezaban la medida a las once de la noche, en virtud del color «amarillo» en el sistema de «semáforo epidemiológico».

La última estadística del COE sobre la pandemia, cifró en 77.257 el número de contagios por COVID-19 en el país, además de 5.418 muertos y 3.407 fallecidos probables por ese mal.

La provincia costera de Guayas, cuya capital es Guayaquil, registra el mayor número de contagios con 17.210, lo que representa el 25,20 por ciento del total, seguida de Pichincha, de la que Quito es capital, con 12.956 casos, el 18,97 por ciento del total.

Detrás de ellas aparecen Manabí con 5.951 casos, Santo Domingo de los Tsáchilas con 2.983, Esmeraldas con 2.898, Los Ríos con 2.743, El Oro con 2.745 y Azuay con 2.805.

Además, Loja con 1.896, Cotopaxi con 1.775, Tungurahua con 1.767, Morona Santiago con 1.696, Pastaza con 1.212, Chimborazo con 1.167, Imbabura con 1.166, Santa Elena con 1.109, Orellana que suma 1.119 y Bolívar 1.027.

Desde principios de junio y tras casi cuatro meses en cuarentena, Ecuador empezó a aliviar las restricciones aplicadas para afrontar la pandemia del coronavirus y puso en marcha un mecanismo de desescalada denominado «semaforización epidemiológica», para ampliar el margen de movilidad humana, laboral y productiva.

Esta medida permitió pasar del aislamiento masivo al distanciamiento físico, en medio de un estado de excepción decretado por el presidente Lenín Moreno el pasado 16 de marzo, que ha sido extendido en varias ocasiones. EFE