Inconsciencia camina por las calles

Cuatro cantones registran el 70 % de contagios en la provincia

1107
Gran movimiento comercial se observa en las calles de Macas, epicentro de contagios en Morona Santiago. Cortesía

Cuatro de los 12 cantones de Morona Santiago concentran más del 70 % de los casos confirmados de COVID-19 en la provincia oriental. En el último reporte del Ministerio de Salud Pública (MSP) se registran 1.409 contagios, de los cuales, 1.038 están distribuidos en Morona, Gualaquiza, Sucúa y Palora.

La capital provincial Morona (Macas) con 473 casos (115 personas recuperadas) encabeza la lista de contagios, le siguen Gualaquiza con 262 (92 recuperados), Sucúa con 170 (32 recuperados) y Palora con 133 casos (65 recuperados).

Los ocho cantones restantes están por debajo de los 85 infectados, siendo Tiwintza con 14 casos (cuatro recuperados), el de menor porcentaje en los casi cuatro meses de la emergencia sanitaria del coronavirus.

Causas

De acuerdo con Juan León, gobernador y presidente del Comité de Operaciones y Emergencias (COE) Provincial, una mayor movilidad humana y el grado de relajación de los ciudadanos con un proceso de desobediencia civil a las disposiciones de los COE Provincial y Cantonales, son las principales razones para los contagios masivos en estos cantones.

La autoridad provincial aseveró que existe un crecimiento “exponencial” de los contagios diarios, lo que preocupa “bastante” por la limitada capacidad de respuesta en el hospital de Macas que dispone de apenas seis respiradores para atender a los pacientes de toda la provincia.

De las medidas adoptadas en los cuatro cantones, citó un mayor control por parte de la Policía y Fuerzas Armadas para que se respete el proceso de distanciamiento social, además de los procesos de vigilancia epidemiológica bajo un trabajo comunitario y la utilización de pruebas rápidas.

Alarma

Dos de los cuatro alcaldes de los cantones citados aseguraron que -pese a las campañas, procesos de sanitización y más medidas de bioseguridad- los contagios incrementan por irresponsabilidad de ciertos sectores de la población.

Según el alcalde de Morona (Macas), Franklin Galarza, presidente del COE Cantonal, el 2 de julio se retomó el semáforo “rojo” con el único propósito de “salvar vidas”. Aseguró que se controla de mejor manera, pero los contagios están dispersos en muchas comunidades.

Explicó que el 65 % de los casos en Morona están en Macas (cabecera cantonal), debido a que las personas organizan fiestas, actividades deportivas y otras labores como “si no pasará nada”.

“Vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance (…) Exigimos la presencia del ministro de salud, Juan Carlos Zevallos, o del viceministro, Francisco Solórzano; seguimos insistiendo para que nos complementen los respiradores que faltan, nos doten de una ambulancia y medicina, además de insumos de bioseguridad para atender la crisis”, dijo Galarza.

Para el alcalde de Sucúa, Fredy Delgado, presidente del COE Cantonal, la mayor parte de los contagios corresponden a la población del área urbana del cantón, sin embargo, preocupan los casos en el sector rural, especialmente en las comunas shuar que por su cultura, viviendas y gastronomía se genera un contagio comunitario.

Apuntó que -en general- hasta la última semana de mayo se registraron seis personas contagiadas en Sucúa, pero desde los primeros días de junio -con el cambio de semáforo y la reactivación económica- se dio un incremento “considerable” del número de infectados.

“Pese a los controles dentro de la ciudad por parte de la Policía y las Fuerzas Armadas continúa el incumplimiento de las normas de bioseguridad (…) Hacemos lo humanamente posible para tratar que la curva de contagios se aplane”, agregó Delgado. (BPR)-(I)

Compromisos para
equipar hospitales

Sobre la capacidad del sistema de salud en Morona Santiago, el gobernador Juan León, recordó que existe el compromiso del Gobierno Nacional para incrementar hasta 12 respiradores en el hospital de Macas, además de habilitar el área de cuidados intermedios con dos respiradores en el hospital de Sucúa, y otros dos ventiladores para el hospital de Gualaquiza.

Reiteró que es necesario este equipamiento junto con el personal capacitado y medicación para tratar los contagios, ya que los hospitales de tercer nivel a los que derivan los pacientes críticos -principalmente el “Vicente Corral Moscoso”, de Cuenca– no dispondrían de las camas suficientes por los casos registrados en el Azuay.

Apuntó que en las últimas 72 horas se registraron seis fallecidos, de los cuales, cuatro son por COVID-19, y los dos restantes por sospecha. Las muertes corresponden a los cantones Morona (Macas), Gualaquiza y Sucúa. (I)