Dos museos vuelven a recibir visitantes en Cuenca

977
Cada espacio cultural tendrá su protocolo para volver a funcionar. AWM

Los museos, las bibliotecas, las librerías y los espacios en donde se desenvuelve la cultura han tenido que adaptarse a la nueva realidad ocasionada por el COVID-19. Y en Cuenca no ha habido excepciones.

En un principio, el Ministerio de Cultura publicó una guía para que los actores relacionados con el quehacer cultural puedan volver a trabajar en espacios sin público. Luego se dio paso a un protocolo para que las librerías vuelvan a reabrirse.

Por su parte, la Dirección de Cultura del Municipio de Cuenca elaboró un plan para el retorno progresivo de ciertas actividades. Su directora, Tamara Landívar, explicó a diario El Mercurio que se analizó caso por caso para que ciertos trabajos puedan retornar al entorno físico.

En su haber, la Dirección de Cultura está a cargo de 43 espacios culturales, que se dividen en la Red de Museos Municipales y en las bibliotecas públicas. Y como plan piloto se ha iniciado con la reapertura de tres espacios: el Museo de Arte Moderno, la Galería de la Alcaldía y el Museo Remigio Crespo.

Por el momento habrá limitaciones. Por ejemplo, en el caso del Museo Remigio Crespo, al tener espacios pequeños, se decidió restringir los accesos a los archivos históricos, a las reservas de arte. En cuanto al ingreso, para ello no se deberá tener mochilas ni cámaras con trípode. El recorrido será en una sola dirección: se ingresará por la calle Larga y se saldrá por el Paseo Tres de Noviembre.

Mientras que, en el Museo de Arte Moderno, no se permitirá el ingreso de más de 10 personas para evitar las aglomeraciones. Para su directora, Gabriela Vázquez, esto es un primer paso para la reapertura paulatina de las actividades culturales en la ciudad.

“En nuestro caso hay que adaptarse a esta realidad, sin embargo es necesario reabrir estos espacios. Además, es una oportunidad para que los cuencanos puedan conocer sus museos”, dijo Vázquez.

Restricciones

No todos los espacios culturales se están habilitando. La Casa de la Cultura Núcleo del Azuay, cuyo presidente es Martín Sánchez, todavía mantendrán sus restricciones. No obstante, se ha puesto al servicio de los trabajadores culturales su sala para que produzcan sus trabajos.

Sánchez explicó que la sala cuenta con iluminación y sonido, aspectos técnicos que no todos los trabajadores tienen en sus casas.

Por otro lado, la reapertura de las 26 bibliotecas del Municipio de Cuenca está en análisis, ya que, según Tamara Landívar, los documentos y los libros requieren un trato especial y un área de cuarentena que no todos los espacios pueden tener.

No obstante, hasta eso, los investigadores que requieran ingresar a las bibliotecas para hacer sus estudios sí tendrán el permiso que deberá ser solicitado a la Dirección de Cultura. (AWM)-(I)