Recuperan objetos robados tras persecución

La Policía Nacional investiga si camioneta Ford estaría vinculada a una serie de robos en Cuenca.

2922
Policía del circuito Monay recuperó varios objetos reportados como robados. IVM

La madrugada de ayer, tras un intenso operativo ejecutado por la Policía Nacional con el apoyo de los moradores del barrio San Antonio de Gapal, en Cuenca, fue retenida una camioneta marca Ford que participó en un acto delictivo. Sus ocupantes lograron fugar.

Fernando Aguilar, jefe subrogante del Distrito Cuenca-Sur, informó que los policías del Distrito Cuenca-Norte dieron una alerta de que una camioneta huía por la autopista Cuenca-Azogues con cinco antisociales luego de perpetrar un robo. Aguilar explicó que las unidades policiales de la zona sur se desplazaron de manera inmediata a la vía rápida donde ubicaron al vehículo a la altura del redondel del hospital José Carrasco Arteaga, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Agregó que allí se inició una persecución interrumpida por la vía Monay-Baguanchi, además por el barrio Emilio Sarmiento, Chilcapamba, asimismo por la vía principal de El Valle. Finalmente la camioneta fue retenida entre los límites de San Antonio de Gapal y Morocho Quigua.

El oficial policial señaló que durante la persecución los individuos intentaron deshacerse de las evidencias. Lanzaron desde el cajón del vehículo una bicicleta, dos compactadoras de tierra y una moto bomba, entre otros objetos.

También indicó que en la camioneta se encontró una cizalla, que era utilizada para cortar metal como candados, cadenas, alambres de púas y otras seguridades. De igual manera se halló dentro del vehículo las dos placas del carro.

La camioneta involucrada en el robo fue ingresada a los patios de retención vehícular de la Policía Nacional para las respectivas investigaciones. Además las cosas recuperadas fueron ingresadas bajo cadena de custodia a las bodegas de la Policía Judicial (PJ) del Azuay.

Moradores

De su parte los vecinos del barrio San Antonio de Gapal detallaron que a eso de las 03:00 del domingo observaron que sujetos se bajaron de la camioneta y cortaron las seguridades de un control metálico que colocaron en esta zona para evitar el ingreso de antisociales.

Indicaron que avisaron al resto de moradores quienes se reunieron y comprobaron que los seguros del control fueron rotos y el paso vehicular quedó habilitado por lo que volvieron a cerrar dicho control y se quedaron haciendo guardia.

Los ciudadanos confirmaron que cerca de las 05:00 la camioneta retornó perseguida por varios patrulleros policiales donde el chofer se percató que el control estaba cerrado y tomó una vía de tercer orden.

Señalaron que un neumático delantero explotó cuando se chocó contra un tronco. Es así que los cinco individuos abandonaron el carro y fugaron de la Policía entre la vegetación aprovechando la oscuridad. (IVM)-(I)