Complejo Comercial “incógnita” en Azogues

Sarmiento: se requieren dos etapas para funcionamiento integral 

1543
El Complejo Comercial Municipal de Azogues se construyó para trasladar, principalmente a los comerciantes del mercado Sucre. BPR

El destino del Complejo Comercial Municipal de Azogues -proyecto de la anterior administración del exalcalde Virgilio Saquicela para trasladar a los comerciantes del mercado Sucre- sigue generando controversia en la ciudad.

La infraestructura que costó alrededor de 6.5 millones de dólares con crédito del Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE), aún no brinda servicio alguno a la colectividad porque faltan obras.

Lo último que se supo del proyecto se lo informó a fines de junio, a través de periódicos y redes sociales por el consorcio “Virgen de la Nube”, que fue contratado por la administración de Saquicela para ejecutar la obra.

En un comunicado firmado por Pablo Larriva, procurador común y representante legal del consorcio, se anuncian trabajos complementarios  en los próximos días para cumplir con “ciertas observaciones” hechas por la municipalidad actual, de orden constructivo a varios rubros que deberán ser subsanados para la recepción definitiva de la obra.

Cita que ejecutaron una primera etapa que contempló la construcción de dos bloques “A” y “B”, ya que el proyecto integral del Complejo Comercial bordea los 11.6 millones de dólares.

Según el texto, “para que los bloques actuales -que fueron modificados contractualmente para el cumplimiento del objeto del contrato por solicitud de la fiscalización y de los administradores del contrato en su momento; y el proyecto en su conjunto entre en funcionamiento- se requiere del mejoramiento de vías y zonas de parqueo, además de realizar dentro de las edificaciones adecuaciones necesarias para la accesibilidad de personas discapacitadas, ya que varios de estos rubros fueron eliminados”.

Etapas

De acuerdo con Romel Sarmiento, alcalde de Azogues, el municipio ha solicitado al consorcio que cumpla con alrededor de 12 observaciones en el menor tiempo posible. Citó -en términos generales- intervenciones en cielos rasos, instalaciones eléctricas, alumbrado, sistema de agua, instalación de bombas, impermeabilización de la loza, reposición de pisos de cerámica, entre otras.

Sarmiento dijo que su administración tiene la obligación de recibir la obra, sin embargo contrató una consultoría para “tener las cosas claras respecto a su funcionalidad; ese documento lo pondremos en consideración del BDE porque encontramos algunas novedades (…) También entregaré toda la documentación respectiva al Concejo Cantonal para que se fiscalice la obra, no solo desde la etapa de funcionamiento, sino desde el inicio hasta su actualidad”.

Fue claro en decir que para que el Complejo Comercial funcione en su integridad se requieren de dos etapas más con una inversión de alrededor de seis millones de dólares para albergar a todos los comerciantes, tanto minoristas como mayoristas del mercado Sucre.

Si funciona ahora, tendría capacidad para cerca de 350 vendedores, lo que haría que se mantengan los espacios provisionales de ventas en la ciudad, considerando que solo los sábados se registran cerca de 2.500 vendedores en Azogues”, enfatizó.

Como otro problema, aseveró los costos elevados de arriendo de los puestos establecidos por la anterior administración municipal que bordearían entre los 80 a 160 dólares”. Además, dijo que todos los azogueños tendrán que pagar por la contribución especial de mejoras relacionada a la obra.

Discrepancia

Según, Virgilio Saquicela, exalcalde del cantón, para que el Complejo Comercial funcione faltaba la construcción del puente en la prolongación de la calle Miguel Unamuno hacia la avenida 16 de Abril, “obra que la dejé contratada y pagado el 70 % del anticipo, y que hoy está terminada”.

Ahora, resta el asfaltado de la calle Miguel Unamuno, en el tramo que conecta las avenidas José Peralta y 16 de Abril, y una área de cerca de 3.000 metros cuadrados como estacionamiento para lo que se requieren cerca de 100 mil dólares, ya que con la planta municipal de asfalto se abaratarían costos, señaló Saquicela.

Incluso, comentó que aperturó una vía –donde faltan obras de adecentamiento- para descongestionar el tráfico vehicular que generaría el Complejo, que va desde la marginal del río hacia el sur, llegando a los puentes del ferrocarril en el sector Charasol.

Para ubicar a los comerciantes mayoristas, explicó que existen terrenos amplios junto al Complejo Comercial que fueron expropiados en su administración y que albergarían a 50 mayoristas y unos 200 productores pequeños que venden los sábados. “Hay que llevar las cubiertas desmontables del mercado Sucre -que incluyendo el adecentamiento del área- costaría otros 100 mil dólares”, detalló.

Finalizó expresando que con las obras citadas anteriormente y más el costo de un ascensor y otros trabajos pendientes, se requerirían alrededor de 250 mil dólares para que funcione el nuevo mercado. “Si hay decisión política, en cuestión de 60 días operaría el Complejo”. (BPR)-(I)

Rehabilitan el mercado Sucre

El Municipio mejoró las instalaciones del mercado Sucre, como parte de la planificación de mantenimiento de los espacios públicos.

Entre los trabajos constan: adecuación del área de cárnicos, una nueva distribución por giros y señalización, colocación de cubiertas para los puestos, pintado de instalaciones, procesos de sanitización y bioseguridad, entre otras intervenciones.

Margarita Guncay, comerciante del lugar, manifestó que el mercado Sucre cambió con los trabajos desarrollados por el Municipio.

También se refirió al Complejo Comercial, asegurando que faltan obras por finiquitar, además que los costos por los puestos son demasiado altos en relación a lo que pagan al mes en el mercado Sucre”. (I)

BREVES

-El exalcalde Virgilio Saquicela inició la obra que hoy es de responsabilidad del alcalde Romel Sarmiento.

-Concejales del cantón también se pronuncian sobre la necesidad del funcionamiento del Complejo, en medio de la crisis sanitaria.

-La recepción provisional “Presunta” está vigente, por solicitud legal con trámite notarial comunicado el 20 de septiembre de 2019.

La Contraloría General del Estado también ha intervenido con auditorias del proyecto comercial.

2

bloques se construyeron como parte de una primera etapa a cargo del consorcio “Virgen de la Nube”.

4.8

millones de dólares bordea el crédito del BDE para la construcción del Complejo Comercial.

14

meses han transcurrido desde la controversia por el complejo, ubicado en el antiguo camal.