Rubén Calle: “Hay mitos sobre la integración”

659
Rubén Calle, asesor legal de la Cámara de Transporte de Cuenca (CTC).

Faltan 15 días para que comience a operar de manera comercial el Tranvía de Cuenca, y aún no hay acuerdo con los buses urbanos, representados por la Cámara de Transporte de Cuenca (CTC), para una integración.

Según la planificación del Municipio de Cuenca, a cargo del sistema tranviario, al menos en principio esta nueva modalidad de transporte funcionará con una tarjeta electrónica de pago exclusiva.


LEA TAMBIÉN: No hay acuerdo para la integración de los buses y el tranvía


De esta forma por ahora no habrá un recaudo común ni una operación integrada como estuvo previsto en principio cuando se planificó y promocionó este proyecto de movilidad.

  • El Municipio de Cuenca sostiene que, para el proceso de integración con el tranvía y el pago de compensaciones, la CTC debe entregar la información que tiene sobre la operación y el recaudo, y que esto no se ha cumplido a tiempo.

Este ha sido el primero de los mitos para justificar el incumplimiento del pago del subsidio de un centavo, y sobre lo cual cabe aclarar que según la ordenanza que impone la entrega de información en línea a la Empresa de Movilidad (EMOV EP), la CTC tiene implementada, desde 2017, una plataforma espejo que permite este acceso para fiscalización del sistema de recaudo y de la operación. La administración anterior jamás presentó ningún reclamo al respecto. La actual administración ha exigido adicional a esto la entrega de acceso a la base de datos del consorcio Sistema Integrado de Recaudo (SIR), en donde tenemos información de toda naturaleza; pero hemos convenido crear un repositorio de información adicional, previa la firma de un acuerdo de confidencialidad ya suscrito. Pero hasta la fecha no se paga ni un centavo de lo que se adeuda desde febrero de 2019 y que debió pagarse cada mes; esto a pesar de que el anterior gerente de la EMOV EP (Juan Carlos Aguirre) ya dispuso el pago… Para reactivar el transporte en esta pandemia se ofreció un pago parcial de esta deuda, pero tampoco se ha cumplido. Al entregar el acceso al repositorio hemos comprobado que lo que les hacía falta es funcionarios competentes que sepan abstraer la información, y por eso se les ha facilitado capacitación.

  • Pero además el Municipio de Cuenca ha informado que no hay compatibilidad entre la tarjeta que tiene el tranvía y la que se utiliza en los buses. Así entonces no podría haber una integración.

Sobre la compatibilidad de la tarjeta es un segundo mito. La misma ordenanza de 2017 que creó el sistema de recaudo que administra el actual consorcio SIR de la CTC; en el artículo 18 establece que debe ser compatible con el que a futuro sea creado por el tranvía, y así se ha cumplido, se cambió a la actual tarjeta Movilízate, que es totalmente compatible con cualquier otro sistema de recaudo. Pero el alcalde (Pedro Palacios) y más funcionarios desinforman indicando que la CTC ha incumplido. Es el municipio el que no ha cumplido, pues hasta la fecha no tiene ni siquiera contratado con Indra (empresa de España, a cargo de la ingeniería, suministro e implantación de los sistemas de señalización viaria y prioridad tranviaria, control de accesos y billetaje para el tranvía) el sistema de recaudo, así consta de la información entregada a los señores concejales en un taller que han realizado y a los que nunca nos invitan. Por tanto, la compatibilidad fue habilitada en el año 2017.


LEA TAMBIÉN: La integración del tranvía y los buses sigue pendiente


  • El Municipio de Cuenca también sostiene que la CTC quiere hacerse cargo del recaudo del tranvía a cambio de cerca de un millón de dólares por año.

Este es un tercer mito, pues la CTC cumpliendo la ordenanza de 2011, creó el sistema de recaudo que luego en 2017 fue reformada mediante la ordenanza de aplicación que disponía a todos una tarjeta única, y previa aprobación fue creada la Movilízate, pero además fue necesaria una millonaria inversión y cumplimiento de requisitos que ha cumplido la CTC y hoy es el único sistema de recaudo homologado por la autoridad nacional, cumple con todas las especificaciones técnicas, tecnológicas y de seguridad para el usuario y para el control de la autoridad competente.

Ante la urgencia de operar el tranvía el municipio solicitó a la CTC, una propuesta de prestación del servicio de recaudo para el tranvía, se la presentó con un detalle minucioso de valores unitarios de los equipos y del costo tecnológico y administrativo; pero nuevamente han desinformado a la ciudadanía, como si fuese una pretensión de un cobro indebido.

  • El tranvía tiene su propio sistema de recaudo, que, según la municipalidad, costó cerca de 9.000.000 de dólares.

Jamás hemos propuesto dejar sin efecto una inversión de nueve millones en equipos que dicen haber adquirido y que aún no funcionan; pues nunca indicaron que tenían tal inversión; pero sería bueno que hagan conocer a la ciudadanía, cuánto va a costar la totalidad de este sistema de recaudo del tranvía, incluyendo la actualización de estos equipos; el soporte tecnológico de Indra, como de la administración y operación; o tal vez no se dice y que será necesario otro subsidio que debamos pagar los cuencanos para mantener este nuevo sistema; y que es mucho más costoso que lo que presentó la CTC.

  • La administración municipal anterior contrató una consultoría con la empresa León & Godoy. ¿Por qué no se aplica lo que dice ese estudio, pues daba directrices para la integración?

A mi entender esto ocurre porque la municipalidad no tiene ningún plan, la Dirección de Gestión de Movilidad (DGM) ha cuestionado el estudio de León & Godoy que fue contratado para este proceso, pero no ha presentado ninguna alternativa sustentada en estudios como hemos solicitado, realiza un manejo empírico totalmente antitécnico. Para la ciudadanía sería muy beneficioso debatir todos estos temas ante cualquier instancia o foro público y para esta desinformación.