Reactivación del transporte depende del COE nacional

3248
Los transportistas se mantienen parados mientras llega una resolución desde el COE Nacional. PSR

A la espera de un pronunciamiento del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, los transportistas del Azuay mantienen en pausa sus medidas de protesta luego de 115 días sin poder laborar.

Los representantes de los gremios del transporte se reunieron esta semana con el gobernador del Azuay, Xavier Martínez.

El objetivo de la reunión fue pedir su apoyo ya que a nivel de la provincia se ha cumplido con todos los protocolos que se requieren para volver al trabajo.

Así lo señala Mesías Vicuña, quien comenta que sus peticiones fueron entregadas al Gobernador para que sean trasladadas al COE nacional.

El organismo sesionará este sábado y tratará la reactivación de la transportación interprovincial y otras ramas del gremio del volante.

El gobernador Martínez indicó que está dispuesto a servir de nexo con el COE nacional para que sus peticiones sean tomadas en cuenta en medida de lo posible.

Problemática

Si bien el COE nacional aprobó el transporte interprovincial para el semáforo amarillo y verde el pasado 15 de junio, dio la potestad a los COE cantonales para la aplicación de esta medida

No todos los cantones han activado sus terminales o permiten el paso de buses interprovinciales.

En Cuenca la terminal está lista para operar según Fabián Moscoso, gerente de la Empresa de Movilidad Tránsito y Transporte (EMOV), pero ante la falta de buses se mantiene cerrada a excepción del servicio de encomiendas.

La terminal de Loja también está lista para prestar servicios y aunque en la teoría se pude activar la conexión entre las dos ciudades, aún no hay un visto bueno de todos los COE cantonales de la ruta para permitir los viajes.

Los transportistas esperan que, con una nueva resolución, el COE nacional asuma la competencia sobre le transporte interprovincial a nivel nacional.

Con esta medida esperan que se reactive el transporte de manera controlada y con medidas de bioseguridad.

A nivel del Azuay, detalló, se espera que se abran las rutas de forma paulatina, empezando por las ciudades cercanas como Loja, Machala y cantones de Morona Santiago.

“Con Guayaquil nos tomará más tiempo, con Quito un poco más, pero no podemos estar de brazos cruzados” afirmó Vicuña.

Sus pedidos se basan en la difícil situación económica por la que atraviesa el sector del transporte.

“Tenemos deudas que pagar, hay choferes que se están quedando si comida, es urgente que nos permitan trabajar” señala el dirigente. (JMM) (I)