¡No hay tiempo!

Ana Abad R.

373

OPINIÓN|

 

Incertidumbre, inseguridad y desconfianza provoca entre la ciudadanía la posición ambigua y pusilánime del señor Alcalde de Cuenca frente a las actividades mineras en el Cantón. Los últimos y lamentables acontecimientos vividos en Ponce Enríquez, los “rumores” del traslado de la empresa INV Metals a la parroquia Tarqui, las decisiones poco claras para construir una estación de bomberos ¡en pleno Cajas! deberían ser suficientes razones para que la Primera Autoridad de la Ciudad convoque a una sesión extraordinaria del Concejo Cantonal. Son varios colectivos y cada vez un mayor número de ciudadanos -sin ningún interés político, menos económico- que han solicitado un claro pronunciamiento del alcalde Pedro Palacios y del Cabildo cuencano. No hay tiempo señor Alcalde, un asunto de esta naturaleza lo amerita, la vida está en juego, no puede entregar permiso alguno para la explotación minera en los páramos de Cuenca, caso contrario deberíamos entender que su posición contraria a la consulta popular planteada por el Prefecto tuvo otros intereses. (O)