3.000 m³ de químicos afectan al río Tenguel en el cantón Camilo Ponce Enríquez

472
Autoridades inspeccionaron la planta de beneficio “Armijos” y la zona afectada con el colapso de la relavera del pasado jueves. Cortesía
Comunidades se encuentran afectadas con el abastecimiento de agua de consumo y riego.

El cierre definitivo de la relavera (piscina de desechos) de la planta de beneficio “Armijos”, de la compañía minera Austrogold C Lcta., por el derrame de alrededor de 3.000 metros cúbicos (m³) de materiales químicos y auríferos en el río Tenguel, determina el informe técnico del Ministerio del Ambiente y Agua (MAE).

Esto, al cumplirse hoy una semana del colapso de dicha relavera en el cantón Camilo Ponce Enríquez que alerta a las autoridades locales y nacionales por los posibles daños ambientales ocasionados en el río y los perjuicios a las comunidades aledañas que se sirven del afluente para sus sistemas comunitarios.

De acuerdo con Karla Beltrán, coordinadora zonal del MAE, la contaminación es “bastante fuerte” por lo que se suspendieron las actividades de explotación de la empresa Austrogold C Ltda. Recalcó que la compañía debe presentar de inmediato el plan de mitigación a pesar de que ya realizan labores de limpieza para evitar que la contaminación “siga río abajo”.

Incluso, tendrán que cumplir con compensaciones sociales para los pobladores de las áreas afectadas, dijo Beltrán.

Sobre el estado de la relavera, aseguró que cumplió con su vida útil y desde su inicio “no fue muy bien elaborada, y quizás el hecho de que la geomembrana estuvo rota causando filtraciones constantes fue lo que ocasionó su colapso”.

Anotó que el viceministro de Ambiente, Steven Petersen, quien visitó el pasado martes el sitio, consultará a los órganos competentes en Quito sobre las posibilidades para construir una relavera común, que es la propuesta del alcalde de Ponce Enríquez, Baldor Bermeo, para evitar hechos similares.

Afectaciones

La contaminación de afluentes y del río Tenguel genera problemas en el abastecimiento de agua de consumo y riego para comunidades como: La Independencia, La Esperanza, Nueva Esperanza y Santa Martha que sobrepasan las 100 familias.

Sebastián Chávez, director de Servicios Públicos y Ambientales del Municipio de Ponce Enríquez, explicó que las captaciones quedaron suspendidas desde el colapso de la relavera, mientras dotan del líquido vital a las plantas potabilizadoras de las comunidades.

Para Chávez, no se reabrirán las captaciones hasta que las aguas cumplan con las condiciones necesarias. “Hacemos controles diarios de la calidad del agua del río hasta que no existan residuos químicos”.



Detalló que en los informes sobre la calidad del agua del río -tomadas en diferentes puntos- por el laboratorio municipal, se encuentran residuos de cianuro, hierro, nitratos y arsénico que sobrepasan los límites permisibles. (BPR)-(I)

Compañía responde

El asesor jurídico de la compañía Austrogold C Ltda., Milton Andrade, explicó que desde el momento del accidente de la relavera se inició un plan emergente con la movilización de maquinaria pesada y personal para fortificar el muro y cortar el derrame que se produjo “que corresponde a la parte líquida, pues la parte sólida de arenas y metales permanecieron en la piscina”.

Además, se procedió con la recolección del material de desecho de manera manual y con maquinaria pesada por todo el trayecto hacia el río Tenguel, entre otras acciones de carácter social con las comunidades afectadas. Recordó que este primer plan emergente se lo presentó el pasado viernes por correo electrónico al Ministerio de Ambiente, mientras que un segundo plan hasta el viernes.

Andrade aseveró que el 11 de marzo del presente año el Ministerio de Energía y Recursos No Renovables emitió la autorización para el funcionamiento de la planta de beneficio y la construcción de la relavera. “Si las instituciones de Gobierno demuestran técnicamente que no es viable la relavera, nosotros acogeremos la resolución para el cierre”. (I)