Terminales se vuelven “bioseguras”  

Paute, Sígsig, Gualaceo y Nabón hacen ajustes para acatar normas por emergencia sanitaria.

636
Las autoridades de Paute pintaron círculos de distanciamiento en los andenes de los buses, además instalaron puntos de desinfección para la seguridad de los usuarios. BPR

Las terminales terrestres de los cantones del Azuay -incluyendo la de Azogues (provincia de Cañar) que tienen conexión directa con la terminal de Cuenca- ultiman detalles para su reapertura. Esto, luego de tres meses que cerraron sus puertas ante la emergencia sanitaria del COVID-19.

Algunas estaciones de transporte “prácticamente” tienen listos los protocolos de bioseguridad y hasta aprovecharon de la suspensión de labores, para realizar ciertas adecuaciones físicas que no las podían hacer antes para evitar contratiempos a los conductores y usuarios.

Por citar, la terminal del cantón Paute espera por el “visto bueno” de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), y que se reactive la terminal de Cuenca para retomar de inmediato sus actividades relacionadas a la transportación intercantonal, ya que en sus instalaciones también funcionan las oficinas de matriculación vehicular que se reabrieron desde fines de mayo anterior.

De acuerdo con Manuel Amón, gerente de la Empresa Municipal de Matriculación Vehicular, Estacionamiento Tarifado y Tránsito (EMMETT EP), delegados de la ANT hicieron ayer la última inspección, quienes aseguraron que la terminal de Paute cumple con todos los protocolos solicitados. Dijo que hoy se espera la notificación.

Citó que el siguiente paso será que el Comité de Operaciones y Emergencias (COE) Cantonal conozca el informe de la ANT y disponga que la mesa técnica de movilidad de Paute coordine con la de Cuenca sobre las frecuencias. Adelantó que en un inicio serán en menor número, y paulatinamente subirán, hasta alcanzar las 78 frecuencias que cubrían la ruta Paute-Cuenca.

Algo similar sucede en la terminal terrestre de Sígsig, ya que en los últimos días se implementaron varias medidas de bioseguridad para cumplir con las disposiciones de la ANT.

Su alcalde Pablo Uyaguari, presidente del COE Cantonal, aseguró que cumplieron con todos los protocolos por lo que esperan una respuesta positiva de la ANT. Manifestó que en caso de existir alguna observación sobre el funcionamiento de la terminal, se solucionará de inmediato el asunto por la necesidad de la transportación en el cantón.

Para Uyaguari existe “un poco de temor” por reactivar la terminal, ya que se correrían mayores riesgos de contagios masivos de COVID-19, pero están preparados para afrontar esta situación.

Procesos 


Las autoridades de Gualaceo esperan -con las observaciones de los técnicos de la ANT- readecuar el canchón de la avenida Jaime Roldós Aguilera, ubicado frente al Coliseo de Deportes “Raúl Baca Carbo”, que sirve como terminal desde hace varios años.

Según, Angélica Guerrero, jefa (e) de la Empresa Municipal de Movilidad, una de las opciones que se manejan como Municipio es colocar vallas metálicas para limitar los andenes, además del ingreso y salida de los buses al canchón, que por ser un espacio abierto, no se presta para mayores adecuaciones.

Además, comentó que las respectivas señalizaciones se colocarán para priorizar el distanciamiento social entre los usuarios que acostumbran a viajar a Cuenca en los buses de las dos empresas que brindan el servicio.

En lo que concierne a la terminal de Nabón, hoy se prevé que los técnicos de la ANT inspeccionen el lugar para revisar los protocolos de bioseguridad implementados por las autoridades.

Paúl Campoverde, jefe de la Unidad Municipal de Tránsito, aseveró que todas las normas de bioseguridad como los círculos de distanciamiento social, letreros, puntos de desinfección hasta una sala de triaje se terminaron de implementar ayer, incluso se capacitó al personal.

Recalcó que ningún servicio se reabierto en la terminal incluyendo la matriculación vehicular hasta que la ANT apruebe todos los protocolos por seguridad de los conductores y usuarios. (BPR)-(I)

Azogues repara plataformas

El Municipio de Azogues aprovechó el cierre de la terminal terrestre para arreglar lo paños de hormigón tanto de los ingresos como de las plataformas de los buses que estaban deteriorados desde hace algunos años. Además, se colocó una nueva señalización junto con los círculos de distanciamiento social, letreros, y más normas de bioseguridad.

De acuerdo con Manuel Vintimilla, administrador municipal de la terminal, toda la información sobre los trabajos cumplidos en la terminal se entregará mañana a Bolívar Campoverde, director provincial de la ANT del Cañar, “para que le dé el trámite pertinente que requiere el COE Cantonal”.

Vintimilla comentó que en la terminal se reabrieron algunos locales comerciales, bajo estrictas medidas de seguridad, “pero estos afrontan graves pérdidas económicas por la poca presencia de usuarios”. (I)