Las nuevas reglas del COE Nacional provocan rechazo y preocupación en Cuenca

10574
Vista de la Catedral de La Inmaculada, en Cuenca. El Mercurio

Redacción El Mercurio Web 

En un manifiesto tres concejales de Cuenca expresaron su rechazo a las nuevas reglas emitidas por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional el martes 30 de junio del 2020 y que entran en vigencia hoy, 1 de julio.

El documento está firmado por los concejales Omar Álvarez, Diego Morales y Andrés Ugalde, quienes hacen un llamado a las autoridades provinciales para que también rechacen las nuevas disposiciones.


Para los cantones con semáforo amarillo el COE dispuso un cambio en el horario del toque de queda (ahora será de 23:00 a 05:00), una variación en la circulación vehicular, la autorización de las reuniones con hasta 25 personas, la apertura de teatros, cines, museos, zoológicos, con capacidad limitada.



A los concejales firmantes del documento les preocupa principalmente el cambio en el horario del toque de queda y las reuniones presenciales. Morales explicó que el fin de semana anterior se pudo ver que, a pesar de las restricciones, hay personas que se reúnen en la noche, por lo que disminuir el horario del toque de queda puede incentivar esas actividades.



El alcalde Pedro Palacios emitió un comunicado en el que sostiene que “sería importante que estos cambios (los anunciados por el COE nacional) se socialicen con tiempo para tomar decisiones conjuntas”. Pero no existe un pronunciamiento oficial sobre el pedido de los concejales.

A la resolución del COE nacional también reaccionaron los profesionales médicos:

La epidemióloga cuencana Andrea Gómez expresó su preocupación por la situación de la pandemia en Azuay. En una entrevista anterior con El Mercurio explicó que las medidas tomadas no son suficientes. Hace falta rastrear efectivamente los contagios, aislamiento, hacer más pruebas de diagnóstico y educar a la población, aseguró.

Algunos datos que evidencian la preocupación del relajamiento de las medidas es el incremento acelerado de casos de coronavirus en la provincia, que se refleja también en el aumento de ocupación en los hospitales. Hasta ayer, 30 de junio, el Ministerio de Salud confirmó 1.762 casos positivos en Azuay, de estos, 1.553 están en Cuenca.

A los expertos también les preocupa la escasa cantidad de pruebas que se toman diariamente para en Ecuador diagnosticar la COVID-19. “Los test informados diariamente no superan los 1500 en promedio desde el 13 de mayo, día que dejaron de eliminar casos duplicados”, publicó Gómez. (I)

Fuente: Andrea Gómez, epidemióloga.