Reducir 28 asambleístas en el país, una de las propuestas de enmienda a la Constitución

694
Foto: Asamblea Nacional del Ecuador

Quito│

Los miembros del Comité por la Institucionalización Democrática, que plantean tres enmiendas a la Constitución, confían en que el trámite en la Asamblea Nacional avance de tal forma que en el sufragio del 7 de febrero de 2021 los ecuatorianos se puedan pronunciar sobre la conformación interna del Legislativo y la disminución del número de asambleístas.

Según explicó Hernán Pérez Loose, integrante del Comité, la propuesta busca que la cantidad de asambleístas pase de los 137 actuales a un aproximado de 109, es decir 28 menos.

Dividir Asamblea

Además, se eliminarían los 137 legisladores suplentes y se dividiría a la Asamblea en dos Cámaras.

La cantidad de 118 se alcanzaría de la siguiente manera: 30 senadores (que integran la Cámara Alta o Senado), elegidos por la votación de todo el país; adicionalmente, los diputados (que conformarán la Cámara Baja o de Representantes) serán 1 por provincia y 1 adicional por cada 200 mil habitantes.

“De esta forma, se mantienen los criterios territoriales y se incentiva para que el Senado sirva para la creación de liderazgos nacionales”, dijoPérez Loose.



Además, se modifica el número de representantes de la población migrante. Actualmente son 6 y con la propuesta se busca a reducirlos a 2, que se elegirán de manera general en las circunscripciones del exterior y solo para la Cámara de Representantes. Para los senadores podrán votar en las listas nacionales.

Otros cambios

También se propone cambios en el período que durarán los legisladores. Los senadores serán elegidos cada 4 años, junto con el Presidente de la República, y los asambleístas serán renovados cada dos años, quienes no tendrán límites para la reelección.

Para Pérez Loose, la renovación intermedia mejoraría el trabajo legislativo, pues los asambleístas se verían obligados, si buscan la reelección, a demostrar e informar sobre su actividad.

La propuesta contempla que el proceso de fiscalización (juicio político a las autoridades) sea compartido, que empiece en la Cámara de Representantes y que la Cámara Alta tome la decisión final.

Además, las acusaciones en contra de los asambleístas iniciarán en su Cámara de origen y terminará en una Cámara Bicameral. Mientras que la designación de autoridades, que dejará de estar en menos del Consejo de Participación Ciudadana, pues desaparecería, será responsabilidad de una comisión técnica y ciudadana y el Senado solo tendrá capacidad de vetar a los postulantes.

Requisitos

Mientras para integrar la Cámara Baja no se requerirá de más requisitos que tener la nacionalidad ecuatoriana y estar en goce de los derechos políticos, para los integrantes del Senado será obligatorio tener más de 35 años de edad, con esto se garantizaría que esté conformado por “individuos de mayor experiencia”. (ASM)-(I).

Aún menos legisladores

Además de la propuesta del referido Comité, en la Asamblea Nacional avanza paralelamente otra, impulsada por la legisladora Vilma Andrade. Solo que al tratarse de una reforma a la Constitución necesita un año entre primer y segundo debate, pero no requiere de consulta popular.

Plantea reducir el número a asambleístas a máximo 90, mantiene que sean 2 dos por provincia, como es actualmente, pero los adicionales son por cada 350 mil habitantes, con lo que los legisladores provinciales se reducirían a 60 y se sumarían a los 30 senadores.

Ramiro Rivera, exvicepresidente de la Legislatura, aclaró que una propuesta como la que plantea el Comité no es nueva. De las 20 Constituciones que tiene el país, 14 establecieron la bicameral y 6 la unicameralidad.

Resaltó que la idea ayudaría a que las leyes obtenidas sean de mejor calidad, por el análisis en las dos instancias, pero señaló que en los países europeos este tipo de organización está siendo desechada por considerar que el Senado significa un gasto innecesario para el país.