Morona: casos aumentan 500 %

Autoridades reportan incremento de infectados por coronavirus, sobre todo en área rural.

495
En el cantón Taisha de la provincia de Morona Santiago se registra un incremento en los casos de COVID-19. Cortesía

Morona Santiago pasó de ser la segunda provincia con menos casos en el país a la de mayor número de contagios en la Amazonía en tan solo un mes. Según el gobernador Juan León, presidente del Comité de Operaciones y Emergencias (COE) Provincial, en el presente mes existe un incremento inesperado de 100 a 759 casos de COVID-19, y con una gran incidencia en el sector rural.

Entre las principales causas del aumento de contagios constan: el irrespeto a las normas de bioseguridad como el uso obligatorio de mascarillas, el distanciamiento social de por lo menos dos metros entre las personas para realizar sus actividades, aglomeración en espacios públicos y encuentros familiares por fechas especiales.

Esto, con lleva a que la primera autoridad provincial de Morona Santiago solicite a los 12 alcaldes de la provincia -que se desempeñan como presidentes de los COE Cantonales– que en base a los informes de las mesas técnicas de salud, evalúen un posible cambio de semáforo a “rojo” o mejoren las medidas de control.

De acuerdo con el gobernador León, la aplicación de las pruebas rápidas ha sido importante para detectar el incremento de casos, “ya que muchos de los ciudadanos malentendieron los procesos de cambio de semaforización a “amarillo”, pues se relajaron en cumplir las medidas de bioseguridad”.

Aseguró que los contagios de COVID-19 son comunitarios, y en el sector rural incrementaron aún más “porque la gente no utiliza las mascarillas”, considerando que el 55 % de la población es indígena, tanto de las nacionalidades Shuar y Achuar.

Puntualizó sobre la situación de las comunidades de los cantones Taisha, Morona y Gualaquiza. De este último cantón detalló que un 70 % de los 145 casos que se registran de COVID-19, están en el sector rural.

León anunció que solicitará a la Policía Nacional y Fuerzas Armadas -que de acuerdo con las normativas municipales- se apliquen sanciones a quienes no usen mascarillas, y que se controle mejor el distanciamiento social en cada uno de los cantones de la provincia.

Situació

Palora fue uno de los primeros cantones del país en pasar a semáforo “amarillo” en mayo. Han transcurrido dos meses y registra 92 infectados, de los cuales, 21 están recuperados.

Para su alcalde, Luis Heras, presidente del COE Cantonal, existen entre dos y tres comunidades donde se han generado contagios comunitarios por lo que han implementado brigadas para crear conciencia entre los habitantes, “lo que resulta complicado porque muchos son místicos por sus creencias y la cosmovisión”.

Sobre retomar el semáforo “rojo”,  aseguró que se puede evaluar, pero lo económico influye en el cantón, considerando que se encuentran en plena cosecha de la pitajaya que genera fuentes de trabajo para más de 3.000 habitantes de la provincia y 700 venezolanos.

En lo que respecta al cantón Taisha, cuya población es netamente rural, se registran 52 casos confirmados de COVID-19, de los cuales,13 personas se recuperaron.

Su alcalde, Bartolomé Wachapa, presidente del COE Cantonal, informó que pese a los contagios que existen en el cantón, la situación es normal, ya que aplican la medicina natural y occidental de acuerdo a las recetas médicas para tratar a los enfermos.

El alcalde fue claro en decir que se mantendrán en semáforo “amarillo”, porque existen demasiados reclamos y quejas de los pobladores de los sectores donde no existen casos de COVID-19, sobre que se les permita realizar sus actividades con normalidad.

Macas


La capital, Morona, donde está la ciudad de Macas, es el foco de infección en la provincia con 235 infectados, de los cuales, 43 personas se recuperaron.

Ayer, su alcalde, Franklin Galarza, presidente del COE Cantonal, dio una rueda de prensa virtual, donde pidió la colaboración de todas las instituciones públicas y privadas y de la sociedad civil para ya no tener que lamentar la pérdida de más vidas por el COVID-19.

Galarza dijo que existen dificultades por la falta de reacción del sistema de salud, incluso afirma, que de los 235 casos confirmados por el Ministerio de Salud Pública (MSP) existirían muchos más en el cantón, especialmente en las comunidades Shuar, ya que sus miembros prefieren la medicina ancestral que atenderse con los médicos.

Advirtió que se mantendrán en semáforo “amarillo” hasta el 15 de julio, luego se realizará un análisis exhaustivo de los resultados, y si la situación no cambia, podrían regresar al “rojo”. (BPR)-(I)

Cifra de contagios

Según el último informe (29 de junio) de la Coordinación Zonal 6 del MSP, la provincia de Morona Santiago registra 759 casos positivos de COVID-19, con 154 recuperados y 10 fallecidos.

El cantón Morona (Macas) encabeza la lista de contagios con 235 casos (43 recuperados); le siguen Gualaquiza con 145 (36 recuperados), Palora con 92 (21 recuperados), Logroño con 60 (cero recuperados), Santiago de Méndez con 56 (13 recuperados), Sucúa con 55 (ocho recuperados).

Además, Taisha con 52 casos (13 recuperados), Limón Indanza con 21 (13 recuperados), Huamboya con 16 (un recuperado), Pablo Sexto con 14 (cuatro recuperados), San Juan Bosco con ocho (un recuperado), y Tiwintza con cinco casos (un recuperado). (I)

DETALLES

Hospitales
– El gobernador, Juan León dijo que si llegará a colapsar el Hospital de Macas los pacientes serán derivados a otros hospitales del Austro del país como Cuenca y Azogues. El COE Cantonal de Morona (Macas) se reunió para fortalecer las acciones contra el virus. Se anuncia una campaña de los protocolos de bioseguridad y controles exhaustivos.

Brigadas
– Según información de la Coordinación Zonal 6 del MSP, se realizaron 44 brigadas de salud en las comunidades que integran el Distrito de Salud 14D05 Taisha. Autoridades civiles y de salud manifiestan que uno de los problemas para la atención médica en las zonas rurales es que las comunidades se encuentran dispersas.