La hospitalización de pacientes con COVID-19 en Azuay se duplicó en el último mes

1446
Personal del Hospital Vicente Corral Moscoso. Archivo /El Mercurio

Redacción El Mercurio Web

Los pacientes con COVID-19 de la zonal 6 de Salud que requieren hospitalización se incrementaron hasta el doble en el último mes. El reporte oficial del 31 de mayo del 2020 daba cuenta de 57 pacientes hospitalizados en las provincias de Azuay, Cañar y Morona Santiago. En el último reporte de Salud, emitido el 29 de junio, el número sube a 101 pacientes.

Estos datos corresponden a los hospitales públicos, que terminan junio al tope. Además de los pacientes que ingresan por COVID-19 están las otras atenciones médicas que se reactivaron con el semáforo amarillo, así como las emergencias, por ejemplo, de accidentes de tránsito.

Azuay concentra la mayor cantidad de hospitalizaciones de la región. Los hospitales Vicente Corral Moscoso y José Carrasco Arteaga, del Seguro Social, están prácticamente concentrados en la atención del coronavirus.

En el último reporte emitido por la Coordinación Zonal de Salud, de los 101 pacientes hospitalizados 33 se encuentran en estado crítico y 62 estables.

El incremento en la hospitalización se nota más a partir de la segunda quincena de junio, cuando a nivel regional había 67 pacientes (33 críticos y 30 estables).



Cuenca entró en la dinámica del semáforo amarillo el 25 de mayo. Antes de eso, el Hospital José Carrasco Arteaga recibía entre 15 y 23 pacientes con COVID-19 por día y la ocupación de las camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) era máximo de 10.

“Ahora tenemos entre 40 y 45 hospitalizados, es decir se ha duplicado el número de pacientes que tenemos y también se ha duplicado en UCI, estamos entre 16 y 20 pacientes cada día”, explicó Juan Carlos Milibak, gerente de la casa de salud, en una entrevista con Radio Tomebamba.

En el Hospital Vicente Corral Moscoso la situación es similar. Las zonas destinadas a los pacientes con COVID-19 y las Unidades de Cuidados Intensivos se han ampliado a medida que incrementan los casos.

Esta situación ha provocado que las áreas destinadas para la atención del coronavirus se amplíen y que deriven a los pacientes con otras enfermedades a otros espacios.  Por ejemplo, el hospital del IESS derivó ocho especialidades médicas a las oficinas de la Senplades, en la Avenida México, mientras que el Hospital Regional derivó una parte de sus servicios al Área de Salud Pumapungo. (I)