Control y prevención para frenar incremento de casos

COE provincial se reunió para analizar la situación

403
Las aglomeraciones tras el paso a semáforo amarillo se han vuelto comunes y un foco de contagio. XCA

Con 138 nuevos casos de coronavirus detectados durante el fin de semana, Cuenca enfrenta un incremento continuo de pacientes con COVID-19, una situación que preocupa de sobremanera a autoridades, médicos y población.

El fin de semana volvió a ser crítico para los hospitales regional Vicente Corral Moscoso y del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) José Carrasco, que vieron crecer la demanda de pacientes crónicos.

A pesar de que el sistema de salud pública recibió y se encuentra instalando tres nuevos respiradores en el hospital regional, el incremento de pacientes crónicos hizo que el coordinador de Salud, Julio Molina, llame nuevamente la atención sobre la falta de prevención de la ciudadanía.

“Va a llegar un punto en que se rebase la capacidad hospitalaria, no se trata de tener un hospital lleno de respiradores sino de tener el menor número de enfermos”, explicó.

Según Iván Feicán, gerente del hospital regional, si bien en Cuenca aún no se ha dejado de atender a pacientes críticos, esa realidad se ve cada día más cerca.

El incremento de pacientes en triaje, las complicaciones propias del cambio de clima y la proximidad de la temporada de Influenza puede agravar los cuadros clínicos, y el hospital regional se prepara para el peor de los escenarios.

Las cifras indican que durante el fin de semana no se dieron muertes intrahospitalarias por coronavirus en Cuenca, pero en caso de que la capacidad de atención se vea superada por el número de contagios, eso puede cambiar.

Acciones

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) a nivel provincial, se reunió ayer para evaluar las acciones tomadas con el objetivo de poner un freno al aumento de contagios en el Azuay.

La provincia pasó el fin de semana de 1.599 a 1.752 casos de coronavirus, esto es un promedio de 50 nuevos contagios cada día.

El gobernador del Azuay, Xavier Martínez, informó que se trabaja en mejorar los controles en el transporte interprovincials y se coordina acciones con los cantones que no tienen terminales terrestres para reducir el riesgo de contagio.

A nivel local persisten los operativos, un total de y 72 personas fueron retiradas de espacios públicos, razones que motivan a la Gobernación a pedir mayor responsabilidad para contener la pandemia. (JMM) (I)