Paraguay declara «zona roja» la frontera con Brasil por casos de COVID-19 en una cárcel

482
AME8975. ASUNCIÓN (PARAGUAY), 26/06/2020. El ministro de Salud, Julio Mazzoleni (i), habla este viernes en conferencia de prensa en el Ministerio de Salud, en Asunción (Paraguay). Mazzoleni expresó la preocupación de la cartera ante la expansión de contagios en el departamento de Alto Paraná, frontera con Brasil, que definió cono la "zona más roja del país" tras el más de centenar de positivos registrados en la penitenciaria provincial. EFE/Nathalia Aguilar

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, expresó este viernes la preocupación ante la expansión de contagios en el departamento de Alto Paraná, frontera con Brasil, que definió cono la «zona más roja del país» tras el más de centenar de positivos registrados en la penitenciaria provincial.

«Nos preocupa altamente Alto Paraná, hoy es la zona más roja del país (….) Estamos muy preocupados por esa zona», dijo el ministro en una rueda de prensa.

En ese sentido, Mazzoleni avanzó que el reporte de este viernes experimentará un aumento de casos debido a los contagios en la cárcel de Ciudad del Este, la capital del departamento, que podrían ascender a 140.

El ministro añadió que la cartera, en colaboración con el Ministerio de Justicia, trabaja «en la lógica de establecer el penal como una especie de albergue».

Con ello el ministro se refería a los albergues habilitados por el Gobierno para el cumplimiento de la cuarentena de las personas que retornaron a Paraguay desde el extranjero y en plena pandemia de coronavirus, que ha dejado trece muertes.

Tampoco descartó la posibilidad de que Alto Paraná retroceda a una fase anterior de la cuarentena, desde la fase tres que actualmente rige en la nación guaraní, la cual permite la incorporación de sectores laborales hasta hoy excluidos, como el gastronómico.

La alerta en ese departamento que hace frontera con Brasil saltó esta semana con la confirmación de más de un centenar de casos en la prisión de Ciudad del Este, entre reclusos y guardias, lo que supuso la irrupción del coronavirus en el superpoblado sistema carcelario del país sudamericano.

NO BAJAR LOS BRAZOS

Mazzoleni reiteró en su comparecencia el llamado a la población para «no bajar los brazos» y seguir manteniendo las medidas de protección y distanciamiento social, en especial cuando el Gobierno está asumiendo riesgos al levantar fase a fase las restricciones.

Sin embargo elogió el comportamiento ciudadano en los primeros tramos de la cuarentena, cuando la consigna era quedarse en casa, y atribuyó a ese acatamiento la contención del coronavirus.

En ese sentido, Mazzoleni dijo que el escenario más pesimista que manejaba el Gobierno, y basado en la situación de otros países, era que el 10% de población podría ser contagiada, algo que dijo es ya «poco probable».

Paraguay registra hasta la fecha alrededor de 1.400 positivos, además de trece muertes.

La fase tres de la cuarentena se extenderá por catorce días más, hasta el 19 de julio, tras la recomendación elevada esta semana por Mazzoleni al presidente del país, Mario Abdo Benítez. EFE