Los jóvenes también padecen la COVID-19 y pueden llevar el virus a sus casas

2585
Los jóvenes no solo que también pueden morir de coronavirus, sino que pueden llevar el virus a la casa y contagiar a sus familiares. EFE

Redacción El Mercurio Web

Aunque los adultos jóvenes no son la población más vulnerable al coronavirus sí son los que más se han contagiado en Ecuador. El 57,64% de los casos reportados oficialmente en el país son de personas que tienen entre 20 y 49 años.

Durante los primeros meses de la pandemia la preocupación se centró en las personas mayores dado que el virus los ataca con mayor fuerza. El 24 de marzo del 2020, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), envió un mensaje a los jóvenes: “no son invencibles, el virus los puede poner en el hospital por semanas o incluso matarlos».

La advertencia llegaba en un momento en el que la mayoría de países tenía a su población confinada y en diferentes lugares del mundo circularon imágenes de jóvenes ignorando una regla básica para evitar la propagación del virus: el distanciamiento físico.



 

El último fin de semana, los reportes de las autoridades de control, muestran una situación similar en Cuenca: adultos jóvenes practicando deportes en grupo, bebiendo incluso en espacios públicos y otras actividades en las que el distanciamiento no existe.

 

¿Qué tanto afecta el coronavirus a los jóvenes?

En China, país donde se originó el coronavirus, la mayor afección fue en los mayores de 70 años, pero a medida que el virus se expandió al mundo, la situación ha variado según las condiciones específicas de cada país.

Por ejemplo, en Austria, el virus se introdujo a través de personas de cerca de 40 años que practican esquí y ellos contagiaron a sus pares de la misma edad, explicó a la BBC Mundo Thomas Czypionka, especialista en políticas de salud del Instituto para Estudios Avanzados (IHS, por sus siglas en inglés).

“Los jóvenes no son invencibles, el virus los puede poner en el hospital por semanas o incluso matarlos». Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS.

En América, el virus se ha propagado con más fuerza en los jóvenes. En los países en desarrollo “los jóvenes están muriendo de covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, a tasas nunca vistas en los países más ricos”, sostiene el Washington Post en un artículo. Cita, por ejemplo, que en México, casi una cuarta parte de las personas fallecidas tienen entre 25 y 49 años.

En Río de Janeiro, más de dos tercios de las hospitalizaciones son para personas menores de 49 años. En Ecuador, el 10% de los fallecidos en el contexto de la COVID-19 que registra el Ministerio de Salud tiene entre 20 y 49 años.


  • LEA TAMBIÉN: ¿Cómo evitar el contagio de coronavirus en el transporte público?


 

¿Por qué el coronavirus los afecta de esa forma?

Una de los enfoques de las investigaciones científicas en torno al coronavirus es la forma en cómo afecta a los diferentes grupos de la población. Una de las hipótesis que se maneja es la predisposición genética o la carga viral.

Otra hipótesis que se investiga para entender por qué el virus también afecta de forma letal a los jóvenes es lo que se conoce como “tormenta de citocinas”, explicaron expertos a la BBC Mundo.

Las citocinas son sustancias que el sistema inmune genera para atacar al virus, pero cuando se activa en exceso termina atacando a diferentes órganos del cuerpo, como los pulmones y el riñón.

También hay otros factores, como la preexistencia de enfermedades. Los jóvenes también tienen enfermedades preexistentes que los vuelven vulnerables, como la hipertensión y la obesidad.

Los jóvenes son transmisores del coronavirus

Cuando la OMS llamó la atención a los jóvenes, no solo lo hizo por los riesgos que existen para su propia salud, además hay un factor clave: ellos se convierten en los principales transmisores del virus.

Con las medidas restrictivas impuestas en países como Ecuador, los adultos mayores y las personas vulnerables están casi obligadas a quedarse en casa, pero los adultos jóvenes están regresando a sus actividades laborales y son los que más se exponen a contagiarse.

Los jóvenes y adultos jóvenes que viven con personas mayores o que tienen enfermedades preexistentes pueden llevar el virus a sus casas.

Por eso la Organización Mundial de la Salud insiste en el cumplimiento de las medidas de prevención, sobre todo ahora que alertó que la pandemia se está acelerando. El domingo 21 de junio fue el día con mayor cantidad de registros desde su inicio: 183.020 nuevos casos en 24 horas. Ese día, el número de casos reportados a nivel mundial superó los 8,7 millones.