Riesgos y amenazas para el Parque Nacional Cajas

2275
Plan de gestión ambiental debe aplicarse en las siguientes dos décadas en el Cajas.

La actualización del plan de gestión ambiental, que se debe aplicar en el Parque Nacional Cajas (PNC) para las próximas dos décadas comprende un análisis de riesgos naturales y vulnerabilidad.

Esta es la zona natural más importante del Austro, y el Municipio de Cuenca, por medio de la Empresa de Telecomunicaciones, Agua Potable y Alcantarillado (ETAPA EP), continuará administrándola por 20 años más.

Uno de los peligros identificados es la erosión natural acelerada, debido a que cada año se pierde cobertura vegetal, ya sea por quemas o talas abusivas, sobrepastoreo, sistemas de cultivos inadecuados, entre otros.

Otra de las amenazas son los deslizamientos o derrumbes, que son grandes movimientos de tierra (capa arable, rocas, etc.), generalmente localizados en zonas con pendientes elevadas.

Estas han sufrido desestabilización de manera natural o por varias actividades humanas (deforestación, usos inadecuados, construcción de carreteras, acueductos, u otras obras de ingeniería).

Por otra parte, en este plan consta que en el PNC hay distintos rangos de saturación o inundación potencial de los terrenos cercanos a los cuerpos de agua.

Hay que tomar en cuenta que no solo en las zonas planas del PNC existe saturación, las partes altas con pendientes pronunciadas, también sufre este fenómeno, que fomenta el peligro de deslizamientos y erosión.

Solo un 17,73% del territorio del PNC no presenta problemas de saturación o posibles inundaciones, debido a que tiene un buen drenaje natural por su superficie irregular.

Entre los riesgos también se han identificado amenazas sísmicas y ambientales. El PNC está ubicado en su totalidad, en un registro sísmico moderado a alto; está en el sistema trascurrente dextral y subducción.

En lo ambiental entre los principales peligros están la contaminación del agua y el suelo por derrames de sustancias tóxicas que puedan ser transportadas ilegalmente por las vías carrozables que cruzan esta zona.


LEA TAMBIÉN: Es oficial: el Cajas 20 años bajo la administración del municipio

Igualmente, los incendios forestales, que son provocados por las actividades antrópicas, tanto dentro del parque como fuera de sus límites, que por acción del viento incineran hacia el interior.

La superficie quemada durante los años de registro (2009 hasta septiembre de 2016) es de 1.225,03 hectáreas (ha), siendo los años 2010 y 2011 los que contienen la mayor cantidad de siniestros (seis cada año).

En cuanto a la fauna el PCN presenta elementos de cuatro provincias biogeográficas neotropicales. Estos son: Cauca, Chocó, Yungas y páramo norandino.

En torno a la mastofauna, dentro del PNC se han registrado un total de 39 especies de mamíferos silvestres pertenecientes o que corresponden a 17 familias.

Hay tres adicionales, de las que se sospecha su presencia debido a relato de pobladores y guardaparques, por lo que se espera que el número llegue a 42.

Respecto a la vegetación, en el páramo del PNC se encuentran alrededor de 500 especies de plantas vasculares pertenecientes a 243 géneros, en 70 familias.

En el área protegida se ha registrado a 71 especies endémicas del Ecuador, 16 de las cuales son únicas del área (12 en peligro de extinción y cuatro amenazadas) Se puede citar ejemplos polylepis y valeriana.

De las 11 clases de polylepis registradas para el Ecuador, cinco están en el PNC, tres de las cuales son endémicas para el sur del país. Hay evidencias de hibridación entre polylepis incana y polylepis reticulata. (CSM)-(I)