Todo lo que debe saber sobre el uso del termómetro

2974
Archivo EFE

Redacción El Mercurio Web

La toma de la temperatura es el primer filtro de control en muchos establecimientos comerciales de la ciudad. Esta medida está contemplada en los protocolos de bioseguridad aprobados por el Comité de Operaciones de Emergencia cantonal para la reactivación de los diferentes sectores económicos.

Los termómetros recomendados para este caso son los infrarrojos. Son aparatos que al no tener contacto con el cuerpo se pueden usar para tomar la temperatura a muchas personas sin riesgo de contagio.

Pero hay que recordar que los termómetros son solo una parte de la estrategia de control, explica Miriam Silva, directora del Consejo Cantonal de Salud. La toma de temperatura ayuda a evitar que las personas con fiebre ingresen a los espacios de uso público.


MÁS AL RESPECTO: Sin mascarilla no se puede subir al bus


Las personas cuya temperatura supera los 37 grados no pueden ingresar a los supermercados, transporte público, establecimientos comerciales y otro tipo de espacios de uso compartido. Eso porque la fiebre es uno de los síntomas de los pacientes con coronavirus, pero no es el único.

La toma de temperatura tiene dos limitaciones: el 80% de los portadores del virus no presenta síntomas y el tiempo en que tardan a aparecer los síntomas cuando alguien se contagia es de entre 1 y 14 días.

Por eso Silva insiste en que el uso de este dispositivo solo funciona si está acompañado de las medidas más efectivas: lavado de manos constante, uso de mascarilla todo el tiempo y distanciamiento físico.

Las personas cuya temperatura supera los 37 grados no pueden ingresar a los supermercados, transporte público, establecimientos comerciales y otro tipo de espacios de uso compartido.

El Mercurio ha recibido algunas inquietudes de los lectores acerca de estos dispositivos que respondemos a continuación: 

¿Puede el uso del termómetro afectar a la salud?

La doctora Silva asegura que los termómetros infrarrojos no afectan a la salud de las personas, porque la temperatura se toma a una cierta distancia y lo correcto es hacerlo a la altura de la frente.

En los últimos días circularon videos y otras informaciones en la que se dice que el termómetro infrarrojo puede dañar la retina o la córnea del ojo. Los oftalmólogos de diferentes países en donde circuló ese rumor lo desmintieron. El láser que tienen estos aparatos es de baja intensidad y no afecta a los ojos.


¿Qué pasa cuando el termómetro indica que la persona tiene fiebre?

Cuando el termómetro detecta una alta temperatura no necesariamente significa que una persona tiene COVID-19. La fiebre es un mecanismo de respuesta del cuerpo cuando hay una enfermedad o una infección.

Si desconoce la causa de la fiebre lo recomendable es acudir a un médico. Puede hacerlo a través de los diferentes canales de consulta activados para un diagnóstico previo del coronavirus, como el 171 o la plataforma de telemedicina del Municipio de Cuenca.

¿La temperatura puede variar?

Una lectora nos dio a conocer que cuando le tomaron la temperatura al ingreso de un establecimiento el termómetro marcó 32, pero unas horas después en otro lugar el termómetro marcó 36.5.

La doctora Silva explica que si la diferencia la marca un mismo dispositivo, algo falla en su funcionamiento. Si se trata de momentos diferentes del día, la variación es normal. De hecho, la temperatura corporal varía a lo largo del día. Además otros factores pueden incidir, como permanecer mucho tiempo bajo el sol.