Cuatro municipios del Azuay “perdonarán” los pagos de servicios básicos ante la emergencia sanitaria

Medida aplicará en Chordeleg, Nabón, Pucará y San Fernando

10586
El Municipio de Pucará es una de las cuatro administraciones en la provincia que anuncia la condonación del pago de servicios básicos.

Exoneración se resuelve tras análisis técnicos, financieros y sociales del impacto de pandemia.


Cuatro de 15 municipios de la provincia del Azuay optan por la condonación o “perdón” del pago de servicios básicos (agua potable y recolección de desechos sólidos). Esto, por la emergencia sanitaria del COVID-19 que afectó la economía de las familias, específicamente en los tres últimos meses.

Las municipalidades de Chordeleg, Nabón, San Fernando y Pucará asumen dicha medida por el momento, luego de realizar los análisis técnicos y financieros respectivos. Unos condonarán dos, y otros tres meses del pago.

Acciones

Chordeleg es el único cantón de la cuenca del río Santa Bárbara que exonerará de los pagos de servicios básicos correspondientes de marzo, abril y mayo a sus ciudadanos.

Deifilio Arévalo, alcalde de Chordeleg, aseguró que mañana el Concejo Cantonal aprobará en segundo y definitivo debate su propuesta que cuenta con los informes económicos y jurídicos respectivos.

Arévalo comentó que en un inicio la propuesta era para los grupos vulnerables y personas de la tercera edad, pero luego se consideró a toda la población que sustenta su economía en las actividades turísticas.  Mencionó que alrededor de 62.000 dólares no se cobrará por los tres meses, “lo que no afectará demasiado las finanzas del Municipio”.

En el caso de Nabón, la condonación será por abril y mayo. Su alcalde Patricio Maldonado dijo que el Municipio no cobrará entre 22.000 y 24.000 dólares que suman los servicios de agua potable y recolección de basura.

Maldonado comentó que se tomó esta decisión porque la ciudadanía no ha podido trabajar, considerando que “somos uno de los cantones más pobres del Azuay y del país, donde sus habitantes tienen muy bajos niveles de ingresos”.

Dijo que para compensar esta falta de recursos se utiliza la partida que inicialmente se destinó en el presupuesto 2020 para eventos sociales, culturales y festividades.

El Concejo Cantonal de San Fernando debatirá mañana qué meses serán condonados a sus habitantes de los tres de la emergencia sanitaria.

Claudio Loja, alcalde de San Fernando, manifestó que desde hace un mes aproximadamente se aprobó su propuesta que fue modificada por los concejales para que se exonere del pago por dos meses a los pobladores. Dijo que mañana se tratará si se condonará por marzo y abril o abril y mayo. 

Loja indicó que lo más probable sería abril y mayo, ya que la emergencia inició a mediados de marzo. Expresó que la resolución está tomada, y solo hay que definirla para inmediatamente comunicarla a los ciudadanos.

En Pucará, la condonación aplicó para marzo y abril. La Municipalidad del cantón dejará de percibir entre 14.000 y 15.000 dólares por los dos meses.

Su alcalde, Luis Yánez comentó que también se exonera incluyendo mayo del pago de los arriendos por los puestos en el mercado y del servicio del camal municipal. “No estaría bien que cobremos por estos servicios”.

Yánez recalcó que la condonación es una forma de compensar a los ciudadanos que colaboraron para que se cumplan los controles y más medidas de bioseguridad para evitar la propagación de los casos de COVID-19.

Alternativas

Otras municipalidades de la provincia brindan otro tipo de facilidades para que los ciudadanos paguen por los servicios básicos.

Por citar, Gustavo Vera, alcalde de Gualaceo (segundo cantón más grande de la provincia), manifestó que el 86 % de los habitantes han cumplido con el pago de los servicios básicos de los meses de emergencia, y con el 14 % restante se llenarán fichas sociales para establecer los motivos y plantear algunas alternativas como la exoneración para quienes vivan en extrema vulnerabilidad.

“El pago de agua potable en Gualaceo, es igual que hablar de ETAPA EP en Cuenca…El momento que dejemos de cobrar automáticamente la empresa va de quiebra”, indicó Vera.

De su lado, Ernesto Guerrero, alcalde de Santa Isabel, indicó que no se puede condonar los servicios básicos en el cantón porque la empresa de agua potable y alcantarillado “está colapsada, y si no recibimos los recursos, no tendrá cómo operar”.

Guerrero comentó que más bien para los ciudadanos que no tienen cómo cancelar el total de los tres últimos meses, se está prorrateando la deuda hasta diciembre “para que cancelen en pequeñas cuotas”. (BPR)-(I)

Decisión exclusiva de cada Municipio

El alcalde de San Fernando, Claudio Loja, y presidente de la Asociación de Municipalidades del Azuay (AMA), expresó que no se puede hacer un planteamiento conjunto de los municipios para la condonación del pago de servicios básicos porque cada institución y cantón tiene una realidad diferente.

Loja indicó que la exoneración del pago queda a decisión de cada Concejo Cantonal. “Como alcalde de San Fernando puedo decir que en mi cantón fue necesaria la condonación, pero en otros no puedo interferir en la estabilidad económica y financiera de los municipios”.

Enfatizó que existen cantones “pequeños en territorio y población que no les afectaría mucho, pero a otros más grandes les perjudicaría bastante”.

Desde la Contraloría General del Estado, entidad que realiza auditorías a las instituciones públicas en temas financieros, se manifestó que si la condonación se efectúa bajo todos los parámetros legales, no existirían problemas. (I)