Prioridades

Luis Ochoa Maldonado

268

OPINIÓN|

El jefe de estado el 24 de mayo, marca el horizonte nacional para su último año de mandato: Salud, Alimentación, Empleo y Dolarización, que se sustentan para el punto uno en el accionar de las propias personas, como debiera ser aun en épocas sin pandemia. Los servicios de salud deben ser usados de manera progresiva para su mayor aprovechamiento, pero ante la confusión de la gente ante el terror de enfermarse incluso con otras patologías, que puede provocar muertes, ante lo cual se debe emprender una campaña de difusión que tranquilice a la población que a donde debe acudir de manera organizada, para ser monitoreada de manera eficiente igual que a su entorno familiar.

Las demás prelaciones se basan en cambios de costumbre para superar a la endemia de la corrupción, que pena enfocar estos matices del hurto organizado entre funcionarios estatales con proveedores privados en pleno sufrimiento, como se observa groseramente en la emergencia, gracias a la posibilidad de conocer estos manejos en tiempo real,  que fuera dispuesto en la actual situación de alarma a diferencia de lo que paso en el terremoto de Manabí, que todavía se van destapando atracos a los 4 años, con obras inconclusas de hospitales y otros, que avergüenzan a la nación, igual que lo visto en tiempos del nuevo COVID.

En plena urgencia se toman medidas para disminuir el abuso indiscriminado de recursos del estado, por burócratas desaprensivos que han sido detectados, con las manos en la masa, con la anuencia e incentivos de una empresa privada, sin escrúpulos, que muestra una situación pavorosa, cuando se gobierna a la nación bajo una escuela de comportamiento estructuralmente diseñado para robar a mansalva, denunciado por periodistas independientes, que pueden expresarse sin censura. En el caso del virus, al que debemos guardarnos todavía, a lo mejor se desvanece o aparece medicación que controle los casos graves o una vacuna, pero para la corrupción hay que asumirla como sociedad sin miramientos para los involucrados, desde todos los espacios, terminando con la impunidad, cumpliendo el slogan de caiga quien caiga. Caso contario jamás lo superaremos.  (O)