Indagan a grupo armado que emboscó y agredió a policías en Río Blanco

Policía reforzará vigilancia en Río Blanco

1498
Destrozada y calcinada terminó una patrulla de la Policía Nacional, tras hecho de vandalismo, en sector Río Blanco.
Un policía continúa hospitalizado tras agresión cometida por armados en zona de Río Blanco.

La Policía Nacional señala que, los hechos de violencia perpetrados por supuestos antimineros contra efectivos del orden en el sector Río Blanco fueron puestos en conocimiento de la Fiscalía, para el desarrollo de las investigaciones.

Además, la institución policial detalla que se reforzará la presencia policial en esta zona ubicada entre las parroquias Molleturo y Chaucha, en el cantón Cuenca, provincia de Azuay.



Y es que el último sábado a las 19:00, cinco policías que se movilizaban en una patrulla fueron emboscados por desconocidos armados, luego amenazados de muerte y agredidos físicamente. Además, el vehículo policial fue arrojado por un precipicio e incinerado.

Castro considera que los hechos no pueden ser calificados como protestas antimineras, sino como delictivos.

Mario Castro, comandante de la Subzona de Policía del Azuay, señala que de los uniformados afectados, cuatro resultaron heridos, uno de ellos aún continúa hospitalizado. “Lo que llama la atención es que los agresores desvistieron a los policías y les agredieron físicamente. Si no era por los golpes, podían morir de hipotermia. Logramos el rescate a tiempo”, indicó.

Aquel día, la Policía acudió al sitio ante una llamada de auxilio que realizó un ciudadano porque le estaban agrediendo.

Una patrulla de la Policía Nacional terminó destrozada y calcinada en el fondo de un abismo del sector Río Blanco.

La comuna San Felipe de Molleturo, mediante un comunicado, señala que cualquier incidente que haya sucedido en la comunidad de Río Blanco es consecuencia de la división social y la conflictividad interpersonal que ha provocado la minería y que una minga comunal de limpieza de fuentes hídricas y páramos realizada ese día, ni se responsabiliza y no tiene nada que ver con lo sucedido.

Antecedentes de violencia por minería

La reciente agresión a efectivos de la Policía Nacional no es el primer caso de violencia que ocurre en el sector Río Blanco.

En mayo de 2018, hubo la quema del campamento minero de la empresa Ecuagoldmining, luego de la suspensión de las actividades de la empresa por un decisión judicial. Varias personas habrían utilizado armas de grueso calibre para someter a los guardias de seguridad y quemar las instalaciones.

En julio de 2019, un grupo de antimineros atacó a un patrullero policial que hacía un recorrido por la zona de Río Blanco. Aquella vez, los involucrados agredieron a dos uniformados y destruyeron parcialmente el patrullero. Uno de los policías afectados presentó hematomas en su rostro. (I)