Morona Santiago, segunda provincia con menos casos de COVID-19 en el país

Cantones Morona, Palora y Gualaquiza suman 72 de los 105 infectados

3808
Una de las principales medidas adoptadas en la provincia de Morona Santiago son los controles estrictos en los ingresos a los cantones. Cortesía

Entre las medidas, se da un estricto control en los ingresos a la provincia.


Con 105 casos confirmados y tres fallecidos por COVID-19, Morona Santiago es la segunda provincia de las 24 del país, con la menor cantidad de contagios. Esto, transcurrido casi tres meses desde que el virus llegó al Ecuador afectando hasta el momento a 39.098 personas.

Según el último reporte (31 de mayo) del Ministerio de Salud Pública (MSP), Galápagos es la primera provincia con solo 76 infectados, le siguen Morona Santiago con 105, Sucumbíos con 110, Carchi con 152 y Zamora Chinchipe con 186 contagiados.
El resto de las provincias del país superan los 200 casos confirmados, siendo Guayas el foco de infección con 14.061 infectados.

En lo que respecta a Morona Santiago, el cantón Morona donde se ubica la capital provincial Macas registra 29 casos (18 recuperados), le sigue Palora con 24 (18 recuperados), Gualaquiza con 19 (10 recuperados).

Además, Taisha con 11 casos (un recuperado), Sucúa con siete (seis recuperados), Santiago de Méndez con cinco infectados, Huamboya con cinco (un recuperado), Pablo Sexto con cuatro (tres recuperados) y Tiwintza con uno (un recuperado). Los cantones San Juan Bosco, Logroño y Limón-Indanza no registran casos.

Con estas cifras, de los 12 cantones que integran la provincia, cinco cantones están en “amarillo”, y siete (Sucúa, Huamboya, Tiwintza, Taisha, San Juan Bosco, Logroño y Limón-Indanza) en “rojo”.

Acciones

Juan León, gobernador de Morona Santiago y presidente del Comité de Operaciones y Emergencias (COE) Provincial, manifestó que la vigilancia epidemiológica de los casos, así como el seguimiento a través de los equipos de salud en cada uno de los cantones, y una correcta articulación con las autoridades locales, han sido fundamentales para registrar esta cantidad de contagios.

León expresó que entre las acciones, se fortalecieron los controles en todos los ingresos a la provincia para evitar que personas, especialmente de provincias con sospecha de contagios comunitarios como Azuay, Chimborazo y Guayas, lleguen al territorio.

Dijo que la colaboración ciudadana también ha sido importante respetando la semaforización, el autocuidado y cumplimiento de los procesos de confinamiento. “La evolución de nuestros pacientes ha sido benigna, de un 97%, solo registramos tres ciudadanos fallecidos por el coronavirus”.

Indicó que a pesar de que la provincia no dispone “de forma específica de cuidados intensivos, pero el hospital de Macas se ha desdoblado en su sacrificio y esfuerzo manteniendo tres camas de cuidados intermedios”.

Sobre las acciones para mantener estas cifras de contagios y disminuirlas, dijo que son mayores porque los procesos de cambio de semáforo implica una mayor movilidad de los ciudadanos. “Hemos dispuesto a cada uno de los gobiernos descentralizados que preparen a los ciudadanos a través de una democratización de los protocolos sanitarios, y restablezcan responsablemente la economía”.

En lo que respecta a las poblaciones fronterizas, comentó que sobre todo en los cantones Tiwintza y Taisha se efectúan estrictos controles con militares y policías, sin embargo en estas zonas incrementan los casos, “aquí trabajaremos fuerte, por situaciones complejas como el aislamiento, dispersión de las comunidades, y la carencia de servicios básicos”.

Alcaldes

Para Franklin Galarza, alcalde de Morona, estos resultados se deben a un trabajo duro y una coordinación interinstitucional con el respaldo de la ciudadanía. Señaló que para afrontar la emergencia en su cantón se invierte más de un millón de dólares, considerando que casi todos los casos confirmados son importados; se instaló un centro de aislamiento con capacidad para 40 personas, y por el momento están 10 recuperándose.

Galarza expresó que se cambia a “amarillo” desde hoy, pero existe preocupación por la “informalidad del Gobierno Central, nosotros cambiamos en base a unos parámetros, y luego nos cambian las reglas de juego de un momento a otro”.

Mientras, Luis Heras, alcalde de Palora primer cantón de la provincia y uno del país en cambiar a “amarillo”, expresó que el accionar del Municipio fue determinante “nos involucramos en la mesa técnica de salud hasta con la vigilancia de los cercos epidemiológicos”.

Heras resaltó la corresponsabilidad social de los habitantes que se involucraron en las acciones de bioseguridad a través de las redes sociales, “denunciaban los casos de personas aisladas que salían a las calles”.

Recalcó que Palora es uno de los cantones con más casos en la provincia, pero se manejan adecuadas acciones, considerando que la actividad comercial se fundamenta en la pitahaya. (BPR)-(I)

Situación en Azuay y Cañar por la crisis

El fin de semana que pasó, los COE Cantonales de Chordeleg y San Fernando resolvieron cambiar a semáforo “amarillo”, es así como 13 de los 15 cantones de la provincia priorizan el distanciamiento.

Aún se mantendrán en “rojo” Camilo Ponce Enríquez y Oña, este último pese a que no registra contagios de COVID-19 desde el inicio de la emergencia.
Cuenca, ocupa el primer lugar en contagios con 740 casos, le siguen Camilo Ponce Enríquez con 36 y Paute con 34 contagiados.

Desde hoy, los siete cantones de la provincia del Cañar están en semáforo “amarillo”, pues se suman Biblián, Déleg El Tambo y La Troncal a Azogues, Cañar y Suscal que lo adoptaron desde el 25 de mayo.

Según el reporte del MSP, La Troncal continúa como el primer cantón del Cañar con la mayor cantidad de infectados, ya que registra 202 contagiados.