Vuelvo a recalcar

Aurelio Maldonado Aguilar

507

OPINIÓN|

El amplio lugar legislativo se veía diferente y holgado. La apacible alfombra roja tantas veces pisoteada por farsantes estaba tendida en el camino de rodaduras de Moreno para desarrollar su mensaje a la nación. Legisladores y plana mayor del gobierno, muy elegantes combinando esplendidos trajes y mascarillas que a algunos de ellos les calza de acuerdo con su carácter bandolero, esperaban el momento del aplauso. Vuelvo a recalcar, encontré un estado gravemente herido con una deuda fantástica y en quiebra dijo Moreno. Heredé, vuelvo a recalcar una crisis producto de latrocinios enormes de una mafia correísta institucionalizada. Pero, nosotros, el pueblo, volvemos a recalcar diciendo: Usted fue vicepresidente 4 años y dos más becado en Ginebra como parte de la patota corrupta y ¿no se dio cuenta de cosas que nosotros, alejados de la corte, las vimos francas, claras y frecuentes? ¿no es cierto que Usted y sus conductas económicas aumentaron la deuda exponencialmente y seguimos en lo mismo? Mi lucha denodada contra el desempleo fue ardua y vuelvo a recalcar, ofrecí un millón de empleos nuevos, dijo. El pueblo vuelve a recalcar que no solo que no vendrán nuevos empleos, sino que se incorporan ya, luego de feroz circunstancia pandémica, un millón de desempleados más. Lucharé y vuelvo a recalcar que lucharé por la salud infatigablemente, más ¿cómo luchará despidiendo médicos, bajando presupuesto universitario para preparar jóvenes que vienen en reemplazo del aguerrido pelotón médico, verdaderos héroes del momento? La alimentación será, vuelvo a recalcar, mi principal preocupación, volvió a la carga ¿cómo, si el agro abandonado y menospreciado por décadas no tiene incentivos importantes, asaltado por intermediarios ganadores sin riesgo ni trabajo? La corrupción, 0 tolerancia, lo recalco nuevamente dijo enfático y grandilocuente. El pueblo recalca entonces diciendo ¿Cómo y que lucha si entregó como botín político embajadas a familiares y gerencias lucrativas a panas y a inveterados ladrones y saqueadores el control de empresas vitales como IESS, telecomunicaciones, hospitales donde roban sin piedad ni respeto a moribundos y fallecidos a través de mascarillas, medicinas, fundas, raciones de alimentos, etc. y todos los actores son antiguos amigazos de la mafia verdosa, desquiciada y abusiva? Se viene, volvemos a recalcar, esta vez nosotros, una cruel hambruna, desempleo y pobreza sino implanta conductas de créditos, baja de intereses, impuestos y medidas compensatorias que requerimos con la angustia del ahogado. (O)