Millón y medio para fomentar el uso de la bicicleta en Cuenca

2771

El 50% del dinero que el Municipio de Cuenca recauda por el impuesto al rodaje y traspaso de vehículos desde ahora será destinado para el fomento del uso de la bicicleta, que es un medio de transporte alternativo.

En 2019 la municipalidad cobró por el primero de estos rubros: 1.700.254,13 dólares y por el segundo 393.763,78, lo que da 2.094.017,91. Para 2020 tiene previsto cobrar 2.681,141,00 y 393.808,00, respectivamente.

Esto suma un total de 3.074.949,00 dólares, de lo que la mitad irá a la Empresa de Movilidad (EMOV EP) para financiar planes, proyectos y programas de movilidad alternativa.

Pues así lo establece la propuesta de Ordenanza para la Promoción y Fortalecimiento de la Movilidad Activa, cuya aprobación terminará este sábado por parte del Concejo Cantonal de Cuenca.

Cristian Zamora, concejal reelecto, en 2018, durante la anterior administración municipal, fue parte de la Comisión de Movilidad, Tránsito y Transporte, que presentó este cuerpo legal para el debate.

Zamora señaló que en 2017 esta propuesta legislativa nació tras algunos foros y reuniones, y con aportes de activistas e interesados en la promoción de la utilización de las bicis.



“Lo que buscamos es que se garantice un uso del espacio público de manera compartida con otros modos de transporte, tomando en cuenta que la prioridad tienen los peatones y los ciclistas…”, explicó.

Otro de los objetivos, a decir de Zamora, es que se cree una estructura en la EMOV EP con los mismos recursos humanos que hay actualmente, y que responda a una política de incentivo al uso de la bicicleta.

“Queremos además que se diseñe un plan integral que incluya vías, aceras, veredas, ciclovías y otros espacios y su respectivo mantenimiento, para que haya siempre rutas para las bicicletas…”, precisó.

Para Rodrígo Moscoso, ingeniero civil y promotor de la utilización de la bicicleta, una de las principales deficiencias que tiene la ciudad es la falta de ciclovías que se conecten…”.

En Cuenca actualmente hay 17 kilómetros (km) de ciclovías; seis de bici acera y 23 de sendas compartidas. Fueron implementadas en las dos últimas administraciones municipales.



A decir de Moscoso, hasta antes de la emergencia sanitaria por el coronavirus o Covid-19 solo un 2% de la población utilizaba bicicleta como modo de transporte, pero ahora este índice ha subido a 10% y 11%.

“Esta ha sido una oportunidad histórica para entender la importancia que tiene que las autoridad apoyen al transporte que no es a motor, pues además están haciendo un aporte a la salud y al medio ambiente”, expresó. (CSM)-(I)

FALTA SEGURIDAD

Rocío Tapia es estudiante de medicina de la Universidad de Cuenca y todos los días usa bicicleta para ir a clases. Recorre en promedio unos tres kilómetros (km) diarios desde su casa, que está en el sector del parque De La Madre.

Circular en bici para ella es un peligro, pues en los últimos dos años tres veces ha sido impactada por vehículos. “No hay una cultura de respeto a la preferencia que tenemos la ciclistas y por allí también deben trabajar las autoridades…”, dijo.

Tapia tiene un proyecto para reunir a otros alumnos que les guste la bicicleta para iniciar una campaña para concienciar a conductores y ciclistas sobre la importancia de respectar las normas de tránsito.