El Mensaje      

Hugo Darquea López

411

OPINIÓN|

El Presidente de la República, en cumplimiento de la Constitución, el 24 de mayo ofreció su Mensaje a la Nación, lo hizo con una pretensión de realismo y la objetividad que las circunstancias le permiten, tales como la crisis heredada, un intento golpista, la pandemia…y llamó a un encuentro esperanzador.

En efecto, recordemos que el Presidente Moreno en sus tres años de gestión no sólo denunció la corrupción y el autoritarismo precedentes, sino que abrió las perspectivas sociales a la libertad y ha dado testimonio de respeto a los derechos humanos en función de recuperar el Estado de Derecho, y ha cumplido en la medida de las posibilidades financieras, de manera preferente, con los sectores sociales más vulnerables. En esta dimensión el proceso de endeudamiento exterior ha seguido creciendo, por tanto los nuevos créditos obtenidos, en mejores condiciones, deben servir para cubrir las obligaciones onerosas y sobre todo fortalecer las cuentas del IESS convertido como nunca en la caja de emergencia del anterior gobierno.

Por eso, la propuesta presidencial de los cuatro ejes de acción para su último año de gobierno y el futuro: “Salud, Alimentación. Empleo y Dolarización”  debe ser cumplida y es digna de respaldo. Algo más, hizo hincapié en la necesidad de honrar la palabra empeñada en su combate a la corrupción, partiendo del Imperio de la Ley y la buena fe en las decisiones a seguirse como se exige socialmente, tal el caso de la depuración exigida. Una sugerencia, insisto que, al pagar las cuentas pendientes, se debe priorizar la deuda con el IESS y el pago completo del 40 % de aporte estatal para la JUBILACIÓN, Más de quinientos mil ecuatorianos tenemos el derecho adquirido a las pensiones y más servicios del Seguro Social. Este es un punto que no se puede olvidar.  (O)