Jubilados reciben talleres virtuales debido a la emergencia sanitaria

784

Cada semana unos 2.100 adultos mayores jubilados, que hasta antes de la pandemia por el coronavirus o Covid-19 asistían al Centro de Atención al Adulto Mayor (CAAM), ahora reciben sus clases y talleres de manera virtual.

El CAAM, que es una dependencia del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), atendía semanalmente a unas 3.300 personas que se han acogido a la jubilación. Este es un espacio de esparcimiento y rehabilitación física.

Carlos Orellana, director del IESS en la zona 6, explicó que en vista de que los jubilados ya no pueden asistir al CAAM por la emergencia sanitaria, los instructores y el personal médico los antienden vía online.

Por ejemplo, al salón de yoga del CAAM ayer llegó Cristian Gavilánez, instructor de esta disciplina. Impartió su clase mediante la plataforma zoom; enseñó ejercicios de estiramiento.

Asimismo Janeth Gómez, profesora de bailoterapia, estuvo en su aula, que está junto a la de Gavilánez. Ella en cambio dio su clase de baile por medio de Facebook Live.

A pocos metros igualmente estuvo Alba Maxi, especialista en rehabilitación, quien hizo una videollamada a través de WhatsApp con algunos de sus pacientes para continuar con los tratamientos.

Cira Tapia, psicóloga y encargada del CAAM, indicó que a este departamento normalmente asisten los adultos mayores que tienen problemas de tensión muscular y dolores corporales, que se tratan con terapias.

Paulo Tapia, maestro de guitarra, desde su escritorio en el CAAM y con un computador portatil también dio su clase ayer. Enseñó algunos acordes. Entre sus alumnos estuvieron los jubilados Miriam Chamba y Alcibiades Jiménez.

“Estoy en casa, estoy en gimnasia y también en guitarra”, respondió Chamba ante una consulta de Carlos Orellana, quien llegó para hacer un recorrido por las instalaciones del CAAM.
“Las personas de la tercera edad son un grupo prioritario y más en este momento de peligro, y ha sido muy importante el apoyo de los directivos del IESS para continuar con nuestros talleres desde casa…”, dijo por su parte Jiménez.

En otras aulas dieron sus clases virtuales Rosa Patiño, docente en manualidades, y Livia Valladarez, experta en kinesioterapia. Ambas comparten a diario con los jubilados y se evidencia que tienen una relación de cercanía.

Patiño utilizó una tablet para mostrar a sus alumnos como pintar una caja de cartón, mientras que Valladarez usó un celular para indicar a una jubilada movimientos y estiramientos para recuperar la movilidad.

Carlos Orellana sostuvo que han encontrado que estos talleres virtuales incluso amplían el entorno de aprendizaje, pues los familiares de los jubilados también se suman a las clases o los acompañan.

Para evitar que las personas de la tercera edad salgan de sus casas asimismo el IESS mensualmente entrega medicación en sus domicilios a unos 500 jubilados. Esto como un servicio extra.

Cira Tapia informó que en el CAAM han implementado tres consultorios para que algunos pacientes de este sector de la población ya no acudan al Dispensario Central del IESS y así evitar aglomeraciones.

De igual manera el IESS ha habilitado otros tres puntos de atención en el ExCREA, a donde serán enviados los pacientes que agenden sus citas con médicos generales, para que de allí sean derivados a especialistas. (CSM)-(I)