Aguarico, el primer cantón en ir a verde en el país

1017
Vista de un paisaje del cantón Aguarico. Foto: Ecuador Turístico

El municipio amazónico de Aguarico, en la provincia amazónica de Francisco de Orellana, ha sido el primero de los 221 cantones de todo Ecuador en anunciar que pasa a “verde” en el sistema de “semáforo” aplicado por el Gobierno para retomar las actividades económicas por la pandemia del COVID-19.

Así lo anunció la ministra de Gobierno (Interior), María Paula Romo, en una rueda de prensa virtual, quien señaló que otros diez municipios han decidido pasar de “rojo” a “amarillo”.

La mayoría de los ayuntamientos aún permanece en “rojo”, con la cuarentena domiciliaria y la apertura de ciertas actividades comerciales en línea y entrega a domicilio.

Entre los cantones que han pasado a “amarillo” y que han decidido aumentar el nivel de las actividades laborales y comerciales se incluyen tres municipios de la provincia costera de Guayas, otros tres de la andina de Azuay, otro trío en la amazónica de Morona Santiago y uno en Zamora Chinchipe.

Asimismo, Romo indicó que dos cantones de la provincia de Loja, uno de la amazónica de Sucumbíos y el de la ciudad portuaria de Guayaquil, el más afectado por la pandemia del coronavirus, han anunciado que se sumarán al color “amarillo” en el sistema de “semáforo” epidemiológico.

El municipio de Aguarico, en el este de la Amazonía ecuatoriana, es el único que ha manifestado su disposición de pasar a “verde”, lo que supone una mayor relajación de las restricciones a la movilidad humana y de vehículos impuesta por el Gobierno desde el pasado 16 de marzo, cuando declaró un estado de excepción por el coronavirus.

El color “verde” permite que las instituciones públicas y privadas funcionen con hasta el 70 por ciento de personal y que los locales comerciales, así como el transporte público, atiendan hasta con el 50 por ciento del aforo permitido.

También se reducen aún más las restricciones del tránsito de vehículos, se abren las consultas médicas para otras enfermedades en los hospitales.

Romo, además, reiteró que, según la última estadística oficial sobre la situación del COVID-19 en el país, hasta ahora se registran 33.582 casos positivos, 2.799 muertos y otros 1.667 “fallecidos probables” o con síntomas de la enfermedad, aunque sin el estudio forense que lo certifique. EFE