Terminaron construcción de tres fosas de inhumación colectiva

982

 

Dentro del Cementerio Municipal de Cuenca se terminó la construcción de tres fosas de inhumación colectiva, con una capacidad para entre 375 a 380 espacios.

Esta obra la impulsaron la EMUCE EP y la Corporación Municipal, como forma de prevención en el caso de que la capacidad de cremación instalada en la ciudad la sobrepase el número de fallecidos, lo cual hasta el momento no se ha dado, indicó el gerente de la EMUCE EP, Wolfram Palacio.

La Ordenanza regula las medidas administrativas de bioseguridad sanitaria temporal para combatir la pandemia del COVID 19 dentro del cantón Cuenca, que está conformada por el Concejo Cantonal, en la disposición general tercera que indica que la EMUCE tiene que prever este tipo de situaciones, indicó.
Para esto y según el artículo 43, se dice que en las emergencias y desastres, los cementerios deberán poner a disposición el espacio que las autoridades competentes definan, en este caso el ARCSA. Esto es el reglamento para establecimientos, servicios funerarios y manejo de cadáveres.

Todos los cementerios del país tienen que cumplir con esta disposición o reglamento, explicó Wolfram Palacio.

De acuerdo a las normas técnicas vigentes, estas tres fosas de inhumación colectiva, que no son fosas comunes, deben tener una profundidad de 1,5 a 3 metros, con una separación de 40 centímetros entre cada cofre.

Medidas de bioseguridad

Las personas fallecidas, cuando salen del hospital, se introducen en el cofre, que se sella, pero antes el cuerpo ya está en una funda con cierre frontal y sistema antifluidos, y se fumiga el mismo para salir de la morgue.

Además, el personal de la EMUCE en todo momento ocupa equipos de protección personal, que consiste en trajes de prolipropileno, mascarillas, zapatos, etc., desde que inicia el procedimiento de traslado.

Las fosas son impermeabilizadas, cubiertas con tierra, no se hará inhumación en bóveda, cumpliendo parámetros que las normas técnicas sugieren, así como los protocolos del Ministerio de Salud y el protocolo interno de la EMUCE EP.

El Funcionario explicó que no se quieren usar estas fosas y por eso llaman a la conciencia de las personas, para que eviten aglomeraciones, usen mascarillas y mantengan la distancia para evitar estas situaciones.

Hasta el momento en la ciudad no han sobrepasado la capacidad instalada,  porque el Crematorio del Cementerio Municipal de Cuenca tiene una capacidad de dos cremaciones diarias, el de SOLCA de tres cremaciones diarias y el Cementerio Santa Ana entre cinco y diez cremaciones por día.

Hay días que el Cementerio Municipal tiene una o dos cremaciones, pero no siempre son de COVID, porque hay que recordar que al momento las velaciones están prohibidas, entonces muchas personas que han perdido un familiar, han decidido hacer el proceso de cremación y llevarse ellos mismos las cenizas, y cuando eventualmente pase el problema, podrán hacer una ceremonia de despedida para su familiar que ha fallecido, explicó.

En el Cementerio Municipal, entre sospechosos y COVID-19, en total registra 41 fallecidos, desde el inicio de la emergencia sanitaria el 16 de marzo. (COR) (I)

 

Detalles

La obra ya culminó y en estos días sólo realizaron el desalojo de tierra y siembra de llano, porque las fosas están cubiertas. Las mismas se construyeron en el sector del Cementerio que da hacia la avenida Guapondélig.

Afortunadamente en Cuenca no se ha dado un pico de contagios como en otras ciudades, debido a los controles municipales, aunque hay sectores donde no se respetan las medidas de bioseguridad, como en los alrededores de los mercados de la ciudad.