“Municipios deben esperar un poco más”

Análisis de los 2 meses de la pandemia, necesidades de la provincia en salud, economía y producción.

342
Claudio Loja, alcalde de San Fernando, preside la AMA desde el año anterior. Expresó que la asociación ha enviado manifiestos al Gobierno por necesidades en la crisis, sin tener respuesta alguna.

ENTREVISTA│

¿La Asociación de Municipalidades del Azuay (AMA) cómo ha manejado la emergencia sanitaria por el COVID-19?

Nos reunimos algunas veces por vía virtual para analizar la situación en base a las competencias que el Gobierno Central nos puso a cada uno de los municipios. Se enviaron manifiestos al Gobierno sobre su responsabilidad en la salud, lo que sin embargo las municipalidades lo estamos asumiendo con la responsabilidad del caso.

Estamos preocupados por la variación de las cifras de los contagiados, ya que en algunos cantones no concuerdan, y esto genera malestar en la ciudadanía.

También hemos efectuado peticiones por la falta de miembros de la Policía Nacional en cada uno de los cantones, además de observaciones sobre la Ley 0-47, ya que aún no nos depositan los recursos económicos que nos corresponden, al igual de qué no se cumple con las transferencias mensuales de febrero, marzo y abril. Hasta el momento no hemos tenido respuesta alguna del Gobierno a los manifiestos y peticiones.

Los municipios con los recursos destinados inicialmente en el presupuesto 2020, logramos cancelar sueldos a empleados y trabajadores, pero no tenemos dineros para obras, ni para la emergencia.

Muchos alcaldes gestionamos recursos para atender la crisis sanitaria, tuvimos que realizar reformas al presupuesto y tomar recursos que teníamos para obras físicas y festividades, como es el caso de San Fernando que en estos momentos debíamos celebrar las fiestas.

¿Se conoce sobre cuánto es la inversión total de los municipios hasta el momento por la emergencia?

No todavía, no se ha dado a conocer la inversión que tenemos a nivel de la provincia, mal haría en dar un cálculo financiero, sin tener una base real. Lo que sí puedo decir que cada municipalidad lo ha hecho de acuerdo a sus posibilidades, siendo fundamental la autogestión.

¿De los 15 cantones del Azuay, 3 cambiaron a semáforo amarillo, cual es la postura de la AMA al respecto?

Es un tema muy respetable, ya que cada uno de los cantones vivimos realidades diferentes, pero pienso que primero es la vida, la salud de nuestros habitantes y de ahí pensar en lo económico que se puede recuperar.

Desconozco los protocolos que El Pan, Paute y Sevilla de Oro estén siguiendo, pero creo que debían esperar un poco más para tomar las decisiones de la manera que lo han hecho.
Es un riesgo para mí en lo personal tomar medidas de prisa, sabiendo que la mayor parte de los cantones, alrededor del 70%, se mantienen en semáforo rojo. Para pasar a otro color de semáforo, primero debe existir concientización en la gente con un debido seguimiento por las autoridades.

¿Hasta cuándo la provincia debería mantener el semáforo rojo?

Debe ser como mínimo todo el mes de mayo, este será un planteamiento que lo voy a hacer como alcalde de San Fernando al resto de compañeros alcaldes de la AMA.

Conozco por información de la Dirección Distrital de Salud Girón-Santa Isabel-San Fernando que los hospitales de la ciudad de Cuenca están colapsados, y son quienes nos pueden abastecer a nosotros los cantones pequeños que no contamos con infraestructura o atención médica adecuada para los pacientes de COVID-19.

¿Qué propuesta se maneja para reactivar la economía?

La propuesta a nivel provincial, de acuerdo a las realidades de los cantones, es destinar recursos para la reactivación de la agricultura y ganadería. He conversado con el alcalde de Chordeleg y con otros más de la dotación de plántulas y reactivación de los huertos; necesitamos de convenios con la Prefectura para que nos dote de los insumos que mejore la producción de la provincia.

La pandemia fue la oportunidad para que muchos miremos hacia el campo que es el sustento de las grandes ciudades, donde se sostiene la economía del país.

¿Qué papel deben asumir el Gobierno Nacional y la Prefectura del Azuay?

El Gobierno Central nos ha tenido abandonados en la agricultura, es el momento oportuno para que pueda direccionar recursos para el mejoramiento agrícola y ganadero de los cantones, ya que la mayor parte del Azuay somos más rurales que urbanos. Necesitamos de créditos a bajos intereses para que los municipios generen proyectos para la población.

El Gobierno Provincial debe dar las concurrencias a los municipios para el manejo agrícola y de riego, aportándonos con recursos para la implementación de nuevas áreas de trabajo. Tenemos que pensar netamente en temas de producción agrícola y ganadera.
El Gobierno Central no ha cumplido, pero con la Prefectura si hemos coordinado y nos han podido dotar, obviamente mediante gestión, de plántulas a nuestros cantones. (BPR)-(I)