En cantón Méndez resuelven pasar al “semáforo amarillo”

Desde hoy, rigen nuevas medidas en jurisdicción oriental, priorizando el distanciamiento.

1243
Alfonso Antuash, alcalde de Santiago de Méndez, entrega protecciones a miembros del Ejército.

Santiago de Méndez desde hoy, se convierte en el segundo cantón de la provincia de Morona Santiago y del Austro del país en pasar del “semáforo rojo a amarillo”, aliviando los controles por la emergencia sanitaria del COVID-19. Esto, por resolución del Comité de Operaciones y Emergencias (COE) Cantonal.

Según Alfonso Antuash, alcalde de Méndez y presidente del COE Cantonal, la decisión se la tomó considerando dos aspectos fundamentales: que en los más de 50 días de emergencia no se presentan casos de coronavirus en el cantón; y la necesidad de reactivar oficialmente la economía local.

En este segundo punto, señaló que las personas han cumplido con sus actividades normalmente “como si estuvieran en semáforos amarillo y verde por más controles que se realicen”. Manifestó que con el cambio a amarillo se modifica el horario del toque de queda para que inicie a las 18:00, y así las personas tengan más tiempo para trabajar, sin esconderse.

Acciones│

Sin embargo, dijo que esta resolución que se tomó la semana pasada y que la tarde del pasado lunes se ratificó por el COE, conlleva a reforzar los controles, “hemos creado puntos de desinfección, tres en el centro cantonal y en las parroquias Patuca, Tayuza y Chinimbimi”.

Recalcó que los ciudadanos deben acostumbrarse a la cultura de “desinfectarse las manos, antes de cumplir cualquier actividad, como de ir a los bancos, entrar a instituciones, es decir al lugar que vayan”.

Agregó que como Municipio trabajan en una campaña de uso de mascarillas y respeto al distanciamiento, entre otras medidas necesarias para enfrentar la emergencia, incluso cuentan con un centro de aislamiento para pacientes. (BPR)-(I)


El lunes pasado el cantón Palora, también de Morona Santiago, fue el primero del Austro en cambiar a “semáforo amarillo” por la emergencia sanitaria.