OPS: La velocidad del aumento del número de casos en Ecuador se duplican en cuatro días o menos

6446
EFE

Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), explica cuál es la manera en que la OPS considera que la pandemia evoluciona en la Región, los desafíos que enfrenta cada país y cómo los gobiernos pueden evaluar si deben hacer cambios en las políticas.

Etienne señala que la OPS rastrea y analiza una variedad de datos de los países sobre el Covid-19 y cómo afecta a la región.

Uno de los indicadores que sirve de análisis es la velocidad con la que aumenta el número de casos. En Estados Unidos, Canadá, Brasil, Ecuador, Perú, Chile y México, los casos se duplican en cuatro días o menos.

Estas cifras preocupan a la organización, a las cuales refieren trabajar en el área de salud pública: realización exhaustiva de pruebas, localización de contactos, aislamiento de los casos y distanciamiento social.

“La OPS está trabajando con cada país para crear tendencias específicas, ya que cada región presenta una variedad de escenarios epidemiológicos”, comentó la directora.

En América del Norte los países como Canadá, Estados Unidos y México, han registrado la transmisión comunitaria. En Nueva York y otras zonas, se registra un alto el número de hospitalizaciones y muertes en personas mayores, la población más vulnerable a la Covid-19. Es por eso que es importante mantener las medidas especiales para proteger a este grupo sensible.

En América Central, solo un país ha informado transmisión comunitaria, debido a que aún se realizan haciendo más pruebas en esa subregión.

En América del Sur, siete países de diez están registrando transmisión comunitaria. Algunos de los países están luchando contra brotes en algunas grandes ciudades, como Guayaquil, Manaos y São Paulo, y está aumentando la preocupación por la notificación de más casos en ciudades más pequeñas donde la capacidad hospitalaria es limitada.

En el Caribe, hay transmisión comunitaria solo en la República Dominicana, y se han notificado más de 1.000 casos en Cuba. Etienne expresa la preocupación por Haití y alerta sobre la crisis humanitaria inminente allí.

«Aunque se han notificado 100 casos y 11 muertes, un tercio es de transmisión local y la probabilidad de una propagación mayor es extremadamente alta«, dijo.

La OPS trabaja con las autoridades de salud de Haití para fortalecer la preparación, incluida la organización de servicios de salud, pruebas de laboratorio y equipo de protección personal, y capacitar a los trabajadores de la salud para atender a los pacientes con Covid-19.

La directora de la organización insiste en un llamado a la acción en diferentes aspectos:

  1. Ser cautelosos y no reducir las restricciones demasiado pronto porque podría acelerar la propagación del virus y abrir la puerta para un aumento dramático de casos.
  2. Basar las decisiones de políticas en los datos. Analizar la tasa de casos nuevos y muertes, evaluar la capacidad de camas de hospital y determinar que les indica todo esto sobre la propagación del virus.
  3. Pensar localmente. Se necesita que haya “unidad nacional” y “solidaridad regional”, pero deben luchar contra la Covid-19 a nivel local, debido que con claridad no todas las comunidades se ven afectadas de la misma manera, y la capacidad de los sistemas de salud también es diversa. (I) (CCL)