Recomendaciones para el manejo adecuado de las finanzas personales mientras dura la emergencia sanitaria

1295
Family Keeping Records of Expenses

La propagación del COVID-19 está dejando varias consecuencias a nivel polìtico, social y económico en todo el mundo. En este contexto, muchas familias ecuatorianas se han visto perjudicadas por temas laborales y financieros que van desde los despidos, reducciones salariales, toma de vacaciones adelantadas, reducción de ingresos, cierre de negocios, y otras situaciones que han significado un fuerte impacto a la economía personal y familiar. Más aún en aquellos hogares que solo dependen de una fuente de ingresos, o en los empleados autónomos que no pueden producir al 100% por la emergencia sanitaria. El reto actual consiste en subsistir y adaptarse a las nuevas condiciones, enfrentar los retos y optimizar los gastos.
En tiempos difìciles lo primordial es mantener la calma, pensar con cabeza fría y no tomar decisiones apresuradas, sobre todo en el tema financiero. “Se debe analizar a conciencia y ser transparentes con nuestra realidad para revisar cómo está mi presupuesto personal y la economía familiar. Es clave considerar cuál será mi aporte y revisar cómo se van a clasificar mis gastos”, afirma Belén Luzón, Jefe de Negocios de Cooperativa Andalucía. Considerando los efectos que desde ya se están viviendo, la experta en finanzas brinda a continuación algunas recomendaciones a seguir en el hogar para reducir el impacto de la crisis económica durante estos días de cuarentena y mientras la situación mejora.

1. Organice su presupuesto: Ser una persona ordenada con las finanzas, es un aspecto que se puede aprender en todo momento y edad. Mediante una hoja de cálculo en la computadora o en una agenda se debe llevar el registro y control de los ingresos y gastos que debe realizar cada mes. De ese modo, tendrá siempre presente la realidad de sus consumos y esto le permitirá ser más consciente con sus gastos.

2. Compre inteligentemente: Es importante contar con una lista clara de las compras de alimentación, medicinas y artículos de higiene y limpieza, priorizando los insumos más esenciales para no excederse en gastos de artículos innecesarios o en la compra desmesurada de alimentos, que incluso podrían dañarse y terminar en la basura. Si cuenta con cupones de descuentos, es el momento de usarlos. Las ofertas, promociones o kits de víveres prearmados, son una buena alternativa. En la cuarentena, procure no abusar o excederse en el uso de agua, luz y teléfono, para no incrementar las facturas en el uso de estos servicios. También puede revisar su plan de Internet o de celular y buscar ofertas o promociones que le permitan reducir estos gatos.

3. Evite los gastos “hormiga”: No es el momento de realizar compras impulsivas ni dejarse llevar por el pánico que ha ocasionado el COVID-19. Posiblemente piense que adquirir prendas de vestir o accesorios, planificar vacaciones o comprar vuelos, y otros gastos por medios digitales es necesario, pero no es así. Se puede sobrevivir sin éstos y más bien, considerar adquirirlos en tiempos mejores. Si está pagando por servicios que no usa, es preferible cancelarlos. Otra importante recomendación es evitar el pedido de comida rápida a domicilio, es preferible darse un tiempo para preparar los alimentos en casa, lo que resulta un hábito muy positivo para cuidar el bolsillo. Reducir los gastos innecesarios permitirá extender el tiempo de uso del dinero que se tiene disponible, considerando sobre todo que no se sabe a ciencia cierta cuánto tiempo más durará esta situación.

4. Aplace pagos: Si va a aplazar las cuotas de algún tipo de crédito, verifique que los mismos le brinden el beneficio de no cobrar intereses durante ese periodo. Varias entidades financieras son conscientes con la crisis que se vive y están dando facilidades a sus clientes. Es importante revisar las diferentes alternativas que están brindando las instituciones financieras y consultar sobre las facilidades a las que puede acogerse para alivianar el pago de deudas. En el caso de Cooperativa Andalucía, por ejemplo, las cuotas pendientes de pago no generarán intereses por mora ni gastos de cobranza desde el 16 de marzo hasta la vigencia de la emergencia sanitaria. La Institución ofrece facilidades para el refinanciamiento, reestructuración de créditos y períodos de gracia conforme el caso y necesidad de cada cliente (30, 60, 90 o más días). Además, está difiriendo las cuotas de los meses de marzo, abril, mayo y junio hasta el final de plazo del crédito, para aquellos socios quienes hayan cancelado su cuota hasta febrero. Para socios que no están al día en sus pagos, se está analizando cada caso de manera individual para evaluar el refinanciamiento de cobros. Se brinda este beneficio a sus socios de hasta 90 días de gracia ni costos adicionales.

5. Priorice el ahorro: El ahorro debe ganar terreno y ser una cultura dentro de la familia de inmediato. En este tiempo es posible ahorrar mucho más debido al propio confinamiento, las restricciones de circulación y el toque de queda. Ahora puede preparar sus alimentos en casa, si “teletrabaja” ya no depende del transporte público o del auto, puede lavar la ropa por sus medios en lugar de acudir a la lavandería, ya no gasta en salidas al cine o restaurantes caros, entre otros. Además, se sugiere ahorrar el 10% de los ingresos económicos, esto incluse le permitirá crear un fondo de emergencia para afrontar esta situación con mayor soltura durante los siguientes meses.

Puede optar por una cuenta de ahorro que le permitirá tener su dinero a salvo. Si desea hacer que crezcan sus ahorros, puede diversificar sus inversiones por medio de varios instrumentos financieros (Cuentas de Ahorro: Vista, Ahorro Programado, Ahorro Flexible, Depósitos a Plazo Fijo). En la actualidad existen varias alternativas de ahorro que pueden ayudar a que esta práctica se realice de manera frecuente, segura y rentable. Así por ejemplo, Cooperativa Andalucía ofrece entre sus productos financieros un Plan de Ahorro Programado con depósitos mínimos de 20 dólares mensuales, una alta rentabilidad y plazo mínimo desde 6 meses para facilitar a sus clientes el cumplimiento de sus sueños. Otra opción es el Plan de Ahorro Flexible, a través del cual el cliente tiene la posibilidad de elegir el monto mensual a ahorrar y el tiempo (por un mínimo de 24 meses, y hasta 30 años) de acuerdo con su meta financiera, con una tasa de interés anual del 7 %.

6. Evalúe la solicitud de créditos: Considere los valores del flujo mensual que va a comprometer y cuál será el plazo porque este rubro será permanente y por algunos meses. Seguramente en situaciones críticas que comprometan la salud o deudas que tenga que cancelar de manera inmediata, el crédito le permitirá cumplir con sus pagos, siempre y cuando se lo haga de manera inteligente y sin caer en deudas excesivas que no vaya a poder cubrir más adelante. Cooperativa Andalucía, por ejemplo, ofrece créditos de consumo con tasa de interés desde el 12.80 %, montos desde $500.00 y hasta $30.000, con flexibilidad en sus requisitos y plazos.