Científicos en Ecuador buscan bloquear anclaje de COVID-19 en células humanas

1129

El equipo de investigación de una universidad ecuatoriana ha profundizado sobre el estudio de péptidos, o moléculas de proteínas con bajo nivel de aminoácidos, que podrían impedir el anclaje del coronavirus SARS-CoV-2 en las células humanas.

Además, con el apoyo de colegas de La Coruña y Bilbao, en España, los investigadores ecuatorianos buscan la existencia de fármacos que posean característica apropiadas para impedir que el coronavirus se una a las células humanas y provoque la enfermedad COVID-19.

Así lo señaló a Efe el catedrático Vinicio Armijos, docente e investigador de la Universidad de las Américas (UDLA), quien destacó que el estudio haya sido recogido para su publicación por la revista científica británica «Evolutionary Aplication».

Explicó que la investigación se sustenta en los llamados «spikes», una especie de «espinitas que le salen al virus» y que le sirven «como un ancla para unirse a las células de los humanos».

Los investigadores encontraron varios aminoácidos no descritos antes, cuya ausencia en el virus imposibilitaría su unión a la membrana de las células humanas.

El estudio teórico busca hallar la interacción entre las dos partículas, es decir entre los «spikes» del virus y el receptor humano que se llama «ACE2».

El grupo investigador ha logrado hacer una reconstrucción en tercera dimensión de las proteínas que se encuentran en el sistema de anclaje del coronavirus, lo que le ha permitido analizar su estructura y entender su interacción «átomo a átomo».

No obstante, Armijos consideró que para alcanzar una solución al problema del COVID-19 pueden haber muchos caminos que, sin duda, requieren de experimentación para que el producto final sea inocuo para los pacientes y cien por cien efectivo en el tratamiento de la enfermedad.

Eso podría tardar muchos años, así como el proceso para encontrar una vacuna, comentó el investigador al afirmar que la estrategia investigada no ha llegado aún a un punto de experimentación clínica.

Por ello, el equipo de científicos de la UDLA, que también mantienen acercamientos con colegas en Colombia que se encuentran en el mismo camino de investigación, han avanzado en el proceso de «reposicionamiento de fármacos», es decir en descubrir medicamentos existentes que permitan cumplir con el objetivo de bloquear el sistema de anclaje del SARS-CoV-2.

«Con ello se ganaría tiempo», que es lo que se requiere con urgencia, apuntó Armijos quien, no obstante, no alienta a soluciones inminentes.

Además, comentó que en la parrilla de estudios del grupo investigador se incluyen el análisis de eventuales diferencias en el funcionamiento del receptor humano «ACE2», que podrían dar claves para entender el porqué hay grupos humanos en los que el virus actúa de una forma más agresiva que en otros.

Sobre ese tema, Armijos dijo confiar en que en un par de meses la investigación arroje un estudio que podría ser publicable.

Sin embargo, hasta que la cura no se descubra, «hay que quedarse en casa», porque «es lo único que funciona por ahora» para impedir la propagación del contagio del coronavirus, apostilló el científico ecuatoriano. EFE