Esperan decisión sobre destino de la basura hospitalaria

691
Incremento de desechos biopeligrosos por la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Alcaldes y delegados de los 34 municipios del Austro, que agrupa a las provincias de Azuay, Cañar y Morona Santiago se reunirán hoy para tratar, entre otros temas, el tratamiento de los desechos biopeligrosos que se generan en sus jurisdicciones.

Estos son residuos que salen, principalmente, de hospitales; centros y subcentros de salud; clínicas y laboratorios clínicos, y que deben tener un tratamiento especial dado que pueden resultar altamente contaminantes.

Para Juan Pablo Moscoso, ingeniero industrial y asesor en tratamiento de basura hospitalaria, la emergencia sanitaria que vive el Ecuador ha hecho que suba considerablemente la cantidad de desperdicios hospitarios.

Moscoso señaló que debido a la pandemia del coronavirus o Covid19 a las casas asistenciales de los cantones llegan más pacientes que lo habitual, para buscar atención, especialmente, por problemas respiratorios.

No hay estudios para tener un consolidado oficial sobre el incremento de los derechos biopeligrosos, pero con seguridad se puede decir que se ha incrementado al menos en un 35 a 40%…”, mencionó.

Y a decir de Moscoso, aquí surge un problema, pues la mayoría de los municipios al menos en la provincia de Azuay no tiene procesos especiales con estándares internacionales para la disposición final de estos restos biopeligrosos.

Asimismo Moscoso considera que la exigencia del uso de mascarillas; y la recomendación de utilizar gel, alcohol y guantes, hará que la cantidad de esta basura, que también se considera como contaminante, se incremente.

Patricio Maldonado, alcalde del cantón Nabón, explicó que junto con tres cantones más: Santa Isabel, Girón y San Fernando son miembros de Empresa Municipal Mancomunada de Aseo Integral de la Cuenca del Jubones (EMMAICJ-EP).

Los residuos hospitalarios que salen de estos cuatro cantones son recogidos en fundas rojas y transportados hasta el Parque Ecológico en Huascachaca, en Santa Isabel, en donde son tratados con un proceso especial.

Maldonado indicó que el último viernes hubo una reunión del Directorio de la EMMAICJ-EP en donde también se analizó esto con el objetivo de estar preparados.

En el caso de Cuenca, es reconocida a nivel nacional dado que el proceso para la disposición de los residuos hospitalarios cumple con los estándares internacionales para cuidar la salud pública.

Según Dora Ordóñez, gerente de la Empresa Pública de Aseo de Cuenca (EMAC EP), unos 1.500 kilogramos (Kg) de desechos biopeligrosos trata diariamente la planta de esterilización, que tiene esta institución.

La EMAC EP ha iniciado conversaciones con algunos de los municipios de Azuay para darles el servicio de recolección y disposición final de los desechos biopeligrosos. Según Ordónez, cuentan con la capacidad técnica para hacerlo.

Ordónez hizo un llamado a la ciudadanía dado que en algunos casos los guantes y mascarillas son arrojados en las calles, veredas y espacios verdes, lo que representa un riesgo para peatones y personal de la EMAC EP.

Es necesario el apoyo de la ciudadanía para evitar que los obreros corran riesgo de contagiarse de Covid19, por lo que pido que los implementos como guantes, mascarillas o envases de alcohol sean puestos en las fundas negras…”, señaló.

El servicio de recolección se presta en base a los horarios y frecuencias ya establecidas para cada zona y actualmente es en menor tiempo puesto que hay menos tráfico vehicular. (CSM)-(I)