Año lectivo en crisis

481

La Ministra de Educación, anunció en días pasados que las clases en el régimen de Sierra y Amazonía, deberán continuar de manera virtual, y que el año lectivo próximo a comenzar en la Costa, lo haría también de igual manera, es decir virtualmente. Este anuncio ha generado la lógica preocupación de muchos padres de familia, que carecen de una computadora y servicio de internet, y más aún ni siquiera saben manejar adecuadamente un equipo electrónico para asesorar a sus hijos pequeños.

Este detalle, fundamental evidentemente, no ha sido tomado en cuenta por los planificadores educativos, que ante la emergencia sanitaria han cerrado indefinidamente las aulas en todos los niveles docentes, imposibilitando de esta manera que el alumnado acuda a clases presenciales. Es cierto que, a nivel internacional, se plantea continuar las labores docentes de manera virtual, es decir que los alumnos hagan sus tareas y se comuniquen con los docentes mediante Internet y otros sistemas electrónicos. Este hecho, sin embargo, no toma en cuenta la realidad de países como el nuestro, en el cual se calcula que un setenta por ciento de la población carece de acceso a Internet, y buena parte de aquel porcentaje no maneja tales tecnologías.

Por ello, el anuncio del Ministerio de Educación ha generado preocupación, e incluso verdadera desesperación en los hogares de escasos recursos, que consideran incluso la posibilidad de sacar a sus hijos de los establecimientos educativos, al no poder ni siquiera establecer una elemental comunicación virtual, para las clases de sus hijos.

El Ministerio, debería ser más creativo, y buscar otras posibilidades de educación a distancia, que no es lo mismo, como han señalado algunos especialistas, que educación virtual. Una alternativa puede ser, sobre todo para comunidades rurales, establecer convenios con radioemisoras comunitarias, a fin de que dediquen parte de su programación en impartir clases a distancia. A nivel urbano se deben buscar también alianzas con radios y canales de televisión, capaces de asumir esta tarea.