“Demanda de servicios de cooperativas de ahorro y crédito ha disminuido 20 a 30%”

1970
Juan Pablo González, presidente de la UCACSUR.

UCACSUR reúne a 15 cooperativas de las provincias: Azuay, Cañar, Loja, El Oro, Morona Santiago y Zamora Chinchipe.

¿Se cumple un mes, desde la crisis sanitaria en el país. Cómo está la labor de las cooperativas de ahorro y crédito?

Las cooperativas del sur del país estamos trabajando en horarios reducidos de 08:30 a 12:00, con un número de personal mínimo entre un 30 y 40% máximo de manera operativa y muchos haciendo teletrabajo relacionado a asuntos administrativos. Estamos brindando todos los servicios que teníamos, pero la demanda y uso de estos se han disminuido en 20 a 30%.

Muy pocas personas están accediendo a sus operaciones de crédito, a pesar de que las cooperativas estamos ofreciendo estos, pero no existe la demanda o la necesidad de las personas en endeudarse en estos días.

¿Una medida en general que han tomado las instituciones financieras es congelar por tres meses el pago de las cuotas de los créditos. Por el momento, cómo se maneja la situación?

La normativa salió el 22 de marzo, entonces desde esa fecha está vigente la medida que la gran mayoría de instituciones de la UCACSUR acogió hasta fines de ese mes. Luego de 90 días las personas tendrán que retomar los pagos, lo que dependerá mucho de la fecha normal de pago que tenían los socios previo a la crisis, es decir si le tocaba el 28 de marzo, el valor de esa cuota lo hará el 28 de junio.

¿Con el diferimiento de las cuotas, se generará intereses en los pagos?

La resolución de la Junta de Política de Regulación Monetaria y Financiera para todo el sistema financiero del país, nos faculta a diferir las cuotas sin recargos de intereses de mora y actos de recuperación. No se están cobrando gastos de intereses de mora y los gastos de cobranza.

El diferimiento de las cuotas no es la condonación de intereses, sino más bien es dar las facilidades para pagar sus cuotas en un mayor tiempo. Los tres meses de gracia pasan al final de la programación del crédito inicial.

¿Las instituciones financieras se sustentan bastante en la emisión de créditos. Qué pasa ahora con la congelación de pagos por los tres meses, cómo se sustentan?

Existe la capacidad financiera de cada una de las cooperativas para generar esta facilidad de pago a los socios. Para el efecto, se hizo un análisis en cada una de las entidades, se hicieron proyecciones en escenarios de lo que puede pasar. Somos conscientes que en estos meses no vamos a tener un flujo normal de ingresos en efectivo, más bien se va a retrasar, y eso afecta el estado de las instituciones.

Las cooperativas que tomamos esta decisión la asumimos, considerando y sabiendo, que nuestra capacidad y estructura está en la condición para aplicar esta medida.

¿Qué pasaría si la emergencia actual se prolonga por varios meses más?

Internamente estamos haciendo monitoreos y análisis permanentes, pero también estamos limitados y debemos basarnos en el marco jurídico de la Superintendencia de Economía, Popular y Solidaria que es nuestro organismo de control y de la Junta de Política de Regulación Monetaria y Financiera. Estas, son las que mandan las pautas y directrices pertinentes. Sin embargo, todo lo que esté al alcance y que la normativa permita, lo vamos a hacer.

¿Se prevé que luego de la emergencia, muchas personas busquen acceder masivamente a créditos. Las cooperativas están en capacidad de cumplir?

De hecho creo que el crédito va a ser una variable importantísima y muy determinante para reactivar la actividad económica en el país. Estamos trabajando, y también dependerá mucho de la apertura del Gobierno, y sobre todo, tratar de buscar fuentes de financiamiento externo para satisfacer las necesidades que tendrán las personas en el futuro. (BPR)-(I)

EN DETALLE

González también se desempeña como gerente de CB Cooperativa, con sede principal en la provincia del Cañar