Las márgenes del río Upano se han convertido en refugio de quienes no pueden pagar la renta

1028
 El Gobierno Municipal llegó con kit alimenticios para las familias refugiadas a orillas del río Upano.(Cortesía)

 

CRISIS

MORONA.- La crisis social por la falta de recursos al no tener muchas familias cómo trabajar, es el tema que preocupa a los Gobiernos seccionales; en Macas, alertado por el Cuerpo de Bomberos sobre la existencia de familias que fueron afectadas y quedaron aisladas por la creciente del Upano el fin de semana, el alcalde del cantón Morona,  Franklin Galarza, informó que acudió al sitio y se llevó una lamentable sorpresa.

Constató una triste realidad dada la falta de empleo, por la emergencia sanitaria que vive el país, unas 50 familias que vivían en la  ciudad de Macas, al no tener como pagar sus arriendos y sin tener ni para comer, se habían ido hace 15 días a instalarse en las márgenes del río Upano, lugar en el cual armaron viviendas improvisadas con plástico  para vivir con sus familias.

Con la creciente y el desbordamiento del río, estas personas vieron de cerca la muerte, según sus relatos escucharon el fuerte ruido pero en la oscuridad no sabían para dónde correr, dijo la autoridad.

La autoridad hizo un llamado a las autoridades del Gobierno Nacional a través del MIES e instituciones encargadas del área social, para que instalen albergues temporales en forma urgente, a fin de que sean acogidas estas familias  que integradas por personas adultas y niños, viven en una situación calamitosa.(AZD)-(I)