Pese a la emergencia sanitaria continúan los robos

La Policía Judicial del Azuay investiga varios actos delictivos registrados en Cuenca.

1875
Antisociales robaron un plasma de un hotel, en pleno Centro Histórico. IVM

Las organizaciones delincuenciales que operan en Cuenca siguen haciendo de las suyas en la urbe. Para estas agrupaciones no existe toque de queda, ni restricción vehicular. Es así, que durante el fin de semana robaron en una mecánica automotriz y en un hotel del centro de la ciudad.

El primer acto delictivo se reportó el viernes. Los antisociales ingresaron en horas de la madrugada a una mecánica ubicada en las calles Del Silbán y Cabogán, al norte de Cuenca. Allí se llevaron una gata hidráulica, una batería de carro y una caja de herramientas.

El afectado solicitó al Servicio Integrado de Seguridad (SIS) ECU 911 la presencia de la Policía Nacional. Al lugar arribaron los uniformados del circuito Barrial Blanco y los agentes de la Policía Judicial (PJ) del Azuay.

Los oficiales recomendaron al propietario poner la denuncia en la Fiscalía del Azuay. Asimismo, los policías verificaron cámaras de video vigilancia de la zona e iniciaron con las investigaciones para dar con el paraderos de los delincuentes.

Otro robo se reportó la madrugada del mismo viernes en la calle Larga y Borrero, en pleno Centro Histórico de Cuenca. Los ladrones burlaron las seguridades de un hotel y se sustrajeron un televisor plasma.

Al sitio llegaron los agentes de la PJ y de la Unidad de Criminalística (UCM) quienes recabaron información para tratar de localizar a los malandrines. Los gendarmes explicaron a los afectados sobre los servicios que brinda la Policía para prevenir robos.

Roban motocicleta

El miércoles 1 de abril delincuentes robaron una motocicleta, de placa IP-095U, de las calles Miraflores y Del Pasillo, en Cuenca. El propietario pidió ayuda a la ciudadanía para localizar la moto robada. Cualquier información se puede comunicar al 0984552046

Investigan robo en cajero

Las unidades de la Policía en Cuenca investigan el atraco a un cajero automático que ocurrió la madrugada del pasado 31 de marzo en Challuabamba. Ese día, delincuentes rompieron las seguridades de una ventana e ingresaron hasta el cajero.

Según las primeras indagaciones los antisociales cegaron las cámaras de seguridad con pintura negra, cortaron el cajero con suelda autógena y se llevaron el dinero cuya cantidad aún no ha sido confirmada.

Los moradores de la zona hicieron un llamado a la Policía para que realicen mayor patrullaje. Recordaron que en octubre del 2019 los ladrones se llevaron un cajero automático del mismo sector. (IVM)-(I)