CIDH está consternada por las dificultades para sepultar cuerpos en Guayaquil

325
AME008. GUAYAQUIL (ECUADOR), 03/04/2020.- Coches cargan ataúdes con fallecidos este viernes, en el cementerio Jardines de Esparanza, en Guayaquil (Ecuador). La cifra de fallecidos por coronavirus en Ecuador ascendió a 145, lo que representa 25 decesos más en las últimas 24 horas, según cifras oficiales reveladas este viernes. EFE/ Marcos Pin

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se mostró consternada por las dificultades para sepultar los cadáveres en la ciudad costera de Guayaquil, la más golpeada de Ecuador por los contagios de coronavirus, con 1.520 de los 3.163 registrados a nivel nacional.

La CIDH “observa con profunda consternación las dificultades reportadas en Guayaquil para trasladar, cremar y sepultar los cuerpos de las personas que han muerto durante la pandemia del Covid-19″, indicó en su red social Twitter.

Añadió que “toma nota del acuerdo interministerial que establece protocolo para manejo de cadáveres en Ecuador; a la vez, recuerda a los Estados que el cuidado de restos mortales de personas es una forma de observancia del derecho a la dignidad humana”.

El Gobierno ecuatoriano creó esta semana una Fuerza de Tarea para afrontar el manejo de los cadáveres en la provincia del Guayas, la más afectada por el Covid-19, con 2.243 casos, y donde está por finalizar el problema de la recolección.

Los ciudadanos de esa provincia se volcaron a las redes sociales y a la prensa para denunciar la falta de levantamiento de cadáveres, por lo que algunos aseguraron que debieron convivir con los cuerpos de sus seres queridos fallecidos por varios días.

El jueves, el secretario general de Gabinete de la Presidencia de Ecuador, Juan Sebastián Roldán, recordó que las funerarias no estaban trabajando regularmente en la zona y apuntó que normalmente en Guayaquil fallecen entre 35 y 50 personas al día “y subió ese número a setenta personas”.

“Eso generó que, al no recoger las funerarias, y los familiares, no llevarlas a enterrar, tuvimos un atasco muy fuerte. El Estado nunca recoge personas que hayan fallecido”, subrayó.

Paro con la Fuerza de Tarea, agregó, ahora se ha establecido que la Policía retire de los domicilios los cadáveres y que las Fuerzas Armadas entreguen las actas de defunción para que las funerarias trabajen.

“Forzamos a las funerarias a que hagan su trabajo. Aquellas que no lo hagan van a tener graves restricciones”, indicó al apuntar que el jueves recogieron 78 personas fallecidas en sus casas.

De su lado, la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, solicitó el jueves al Gobierno que el Municipio que dirige pueda levantar cuerpos de fallecidos en general, a raíz de la “alarmante situación” que atraviesa la ciudad costera por la crisis sanitaria.

Según las cifras oficiales, 120 personas ha fallecido por Covid-19 en Ecuador, y tienen en su registro 78 decesos “probables” por esa enfermedad. EFE